UP

-     Escrito por blanca

El potus (poto) una de las plantas de interior favoritas

Si eres amante de las plantas y de las flores en general y además tienes amigos o familiares que también lo son, seguramente te habrás dado cuenta que muchos de estos tienen en su casa una especie de planta, que es de hecho muy común llamada Potus ( o pothos) y que sin lugar a dudas es una de las plantas de interior más vendidas. En Esjardineria os hablamos ahora del potus como una de las plantas de interior favoritas.

potus-una-de-las-plantas-de-interior-de-preferencia

Índice del artículo:

  1. Características del Potus
  2. Cuidados del Potus
  3. Transplantar un Potus
  4. Beneficios de tener un Potus en casa
  5. Decoración de interiores | Potus

planta de hogar potus

Parece ser que los potus es una de las especies  preferidas cuando se trata de plantas de interiores. Los potus son plantas con hermosas hojas decorativas y son formidables para colocarlas en las que son macetas colgantes. Tenemos un artículo que te puede interesar sobre Consejos de Macetas en este enlace

Caracteríscas del Potus:

caracteristicas-de-los-potus

Una de las principales características de este tipo de plantas y que son de las de interior favoritas, es  que suelen ser bastante resistentes y de hecho son capaces de desarrollarse con facilidad,  en casi cualquier lado que se las ubique, y tanto en el exterior de la casa o en el jardín, como en el interior.

De hecho podemos decir que se trata de una planta de interior muy común en las casas, aunque se puede añadir que otra de sus características destacadas sería el que puede alcanzar los 20 m de alto, con tallos de hasta 4 cm de diámetro, lo que hace que sean especialmente recomendables para decorar en terrazas o para que la coloquemos en un balcón y en las antes mencionadas macetas colgantes, en las que podrán crecer y desarrollarse sin problemas.

Las hojas del potus son perennes, alternas y si os fijáis tienen una forma similar a la de un corazón. Además, las hojas son enteras en las plantas jóvenes, aunque se pueden presentar pinnadas  (con tres o más foliolos) para aquellas que ya son maduras y de hasta 1 m de largo por 45 cm de ancho (en las plantas jóvenes no superan los 20 cm de largo).

En cuanto a su color, hay que decir que son de un verde muy intenso aunque parece brillar si las colocamos a la luz del sol. Son plantas muy bellas cuando les da la luz, aunque no os extrañéis si con el paso del tiempo pierden intensidad, e incluso se tornan un poco amarillentas.

Quizás una de las características “malas” de este tipo de planta es que al tener unas hojas que son bastante grandes y al ser estas bastante brillantes, puede que notemos enseguida como se acumula bastante polvo sobre ellas, algo que podemos solucionar de un modo sencillo; y cogiendo un trapo algo húmedo con el que poder limpiar cada hoja, aunque con cuidado para que no se quiebren.

cuidados potus

Cuidados del potus:

cuidados-del-potus

En cuanto a los principales cuidados a tener en cuenta, hay que comenzar diciendo, que se trata de  una planta de origen tropical, por lo que la temperatura del lugar donde se la vaya a ubicar debe mantenerse dentro de los límites normales de una habitación media.

Si el calor es alto, habrá que procurar que la humedad sea abundante. Esto no significa el tener que regarla todos los días o ahogarla en agua, si bien el riego debe ser contenido. En todo caso rociar las hojas con un “spray” o con la misma palma de la mano, puede ser algo bueno para el desarrollo sano y natural de la planta; también podéis optar por la “idea” que os mencioné antes y es humedecer las hojas con un trapo, algo que os permitirá el limpiarlas y además el mantenerlas frescas.

Si vemos las hojas se han vuelto amarillas y están secas, no debemos asustarnos ya que es parte de la caída natural de hojas basales o en algunos casos quizás le haya dado demasiado la luz de sol; la solución estará en que la retiremos o la cambiemos de sitio.

 Si vemos que pierden su color verde natural para pasar a un tono más oscuro, es que hay  demasiada humedad y calor insuficiente. Y si las hojas pierden color es síntoma de luz insuficiente.

Por otro lado cabe añadir que esta planta al crecer hacia los lados y hacia arriba puede que se quiebre un poco si las hojas pesan mucho. Lo aconsejable es que cojamos un poco de alambre y atemos algunos tallos cercanos al principal, de modo que tenga un cuerpo que aguante mejor el crecimiento (no hace falta que apretes mucho el alambre).

En cuanto a los parásitos y plagas comunes que suelen tener, estarían las cochinillas, arañas rojas y pulgones.

Otro de los cuidados de la planta del potus, será el hecho de fijarnos en si está creciendo demasiado o si necesita que la transplantemos de modo que sus hojas y ramificaciones puedan seguir desarrollándose.

potus plantado en tierra

Transplantar un potus:

transplantar-un-potus

Por último nos queda hablaros de el caso al que os he hecho referencia y que es, el que vuestro potus haya crecido demasiado y queráis transpantarlo a otra maceta mayor.

Para transplantar esta planta lo primero que necesitas es  una maceta nueva que tenga al menos 5 centímetros más que la “vieja” maceta, de modo que al ser más ancha permita que las raíces sigan creciendo y así lo hagan todas las ramificaciones.

Coloca tierra suficiente en el fondo de la maceta cómo para dejar que las raíces crezcan sin problemas a lo ancho y hacia abajo.

Saca la planta de la maceta “vieja”, y es mejor que lo hagas con la tierra estando seca, de modo que todas las raíces salgan juntas. Hazlo con cuidado y sin estirar, para sacar la planta deberás mover un poco la tierra, sacar una pequeña cantidad y cuando notes que ya se “despega” o que podemos manipularla es cuando la podemos pasar de una maceta a la otra.

Coloca la planta en la nueva maceta y acaba de rellenar con tierra por los lados de manera que veas que queda fija, aunque no apretes demasiado no vaya a ser que impidas que las raíces crezcan cómo es debido. Por último tendrás que regar.

Cómo puede el potus ayudar en tu hogar

planta potus

El Potus suele ser una de las plantas, como bien dijimos anteriormente más solicitadas en lo que se refiere al uso del interior de un hogar. Son muchos los motivos que llevan a ello. Pero uno de los principales es la capacidad que tiene esta planta para poder limpiar y mantener el aire del lugar en dónde esté completamente renovado y único frente a todo lo demás.

Como purificador del aire, lo importante es que el potus logra quitar todos aquellos agentes que hacen daño como es el caso por ejemplo de las sustancias tóxicas como el formaldehído, un tipo de químico que se encuentra en las maderas de los muebles y que inevitablemente puede llegar a hacer que se convierta en algo verdaderamente tóxico y cancerígeno.

Además de este químico, el potus es capaz de liberar el aire que respiramos del benceno y del monóxido de carbono. Esto hace que sea posible tener una planta de potus en el dormitorio sin que nos genere ningún tipo de inconveniente ni de que tome parte del oxígeno que respiramos allí.

Otro de los beneficios que tiene el potus para el hogar es que ayuda a eliminar los malos olores, motivo por el cual, es bueno tener un potus en la cocina, un lugar en donde los malos olores son muy frecuentes. También puedes hacer uso de él en el propio baño y así mejorar todo el bienestar del lugar.

Pero el potus no sólo es bueno para ayudar en el hogar, sino que también hay que tener en cuenta el hecho de que puede ser realmente increíble y sorprendente en lo que se refiere a casos en que existan ojos irritados o congestionados. Para ello, puedes apoyar tus ojos sobre dos hojas de potus permitiendo así que estén allí durante al menos 3 o 5 minutos. Las hojas deben estar completamente limpias al máximo. Además de ello, tienes que saber que el potus es muy bueno para prevenir cataratas, como complemento perfecto a lo que se refiere el hecho de poder contar con el tratamiento de hojas de potus junto con el tratamiento que envíe el profesional oftalmólogo.

Como puedes ver, los beneficios del potus para tu hogar y para otro tipo de situaciones es único, con lo cual, sólo queda que realmente te decidas a tener uno de ellos y probarlo por ti mismo.

Decoración de interiores | Potus

Hemos hablado hasta ahora de cuáles son las características del Potus (también conocimos como Poto o Pothus), de los cuidados que deben tener para que podamos disfrutar de esta planta en nuestro hogar, de cómo transplantar el Potus cuando éste crezca y necesite de más espacio, y también hemos hablado de los beneficios que puede reportarnos tener en casa una de estas plantas, pues es considerada una de las más recomendables para tener un hogar con mejor calidad en el aire.

Ahora hablaremos de cómo decorar nuestro hogar con este tipo de plantas, ya que aunque dependa un poco del tipo, como podemos comprobar en las imágenes, queda genial en según qué lugares y con qué plantas los combines.

En primer lugar, si no queremos recurrir a plantas artificiales para decorara nuestro hogar, podemos optar por colocar un Potus en una maceta. Le dará un aire diferente y muy natural a un saloncito si lo cuidamos bien y situamos a su lado una lámpara alta.

Estas plantas tienden a enredarse o a caer, por ello se colocan en maceteros colgantes también, así que si le colocamos una lámpara alta a su lado en una mesita auxiliar, cuando el Potus siga creciendo, es muy posible que envuelva con alguna de sus ramas a la lámpara, lo que permitirá dos cosas: una, crear un ambiente más integrado, más fusionado, y dos, se evitará de algún modo que la planta vaya hacia el suelo o cuelgue.

el-potus-una-de-las-plantas-de-interior-de-preferencia-decoracion

Otra forma para colocar el potus es mediante maceteros grandes y en combinación con otras plantas de diferentes tamaños. Los grandes ventanales dan mucha vida y mucho juego a las habitaciones, eso ha sido así desde siempre, pero si además aprovechamos ese rincón (más o menos grande) para decorarlo de una forma un tanto especial, lograremos crear un ambiente mágico, súper relajante y que será el objeto de todos los que visiten nuestro hogar.

Por ejemplo, si somos muy de tonos tierra y de elementos naturales, de estar en contacto con lo ecológico o la naturaleza, llenar la habitación de grandes y pequeñas plantas, entre ellas el Potus, te ayudará a crear tu lugar favorito de la casa.

Como vemos en la imagen, gracias a la decoración en tonos tierra, a los almohadones, las alfombras, el ventanal y, por supuesto, las plantas, se ha dado con un ambiente natural muy conseguido y acogedor.

En realidad, la palabra clave que buscamos cuando nuestro objetivo es decorar los diferentes espacios de nuestro hogar suele ser “acogedor”, porque incluso en espacios abiertos, en casas grandes y en habitaciones súper iluminadas, seguimos con la necesidad de sentir que aquel es nuestro hogar, el hecho de vernos protegidos y a gusto en nuestro sitio, un lugar donde relajarse y desconectar del mundo, un lugar en el que disfrutar de aficiones como la lectura o el bordado. El Potus, junto con otras plantas, nos ayudará con ese objetivo de hacer de un rincón un lugar muy especial

Más artículos que te pueden interesar: