UP

-     Escrito por blanca

Los cuidados del manzano

El cuidado de las plantas requiere que sepamos siempre cuando y cómo hay que regarlas o qué abono les conviene, algo parecido a lo que debemos hacer con los árboles aunque cabe añadir que los del manzano son relativamente fáciles de cuidar.

Los árboles de manzano son sin duda muy populares y conocidos, cómo lo pueden ser los árboles del olivo, y además para su cuidado tenemos que decir que básicamente requieren de una buena cantidad de humedad y poco más, aunque se debe evitar dejarles agua estancada porque esto puede terminar dañando el árbol.

Cuidados del manzano

Cuidados del manzano: Plantación

Una de las claves para conseguir que nuestro manzano crezca sano y además pueda dar su fruto, será el elegir el lugar apropiado para plantarlo.

De este modo, tenemos que elegir un sitio que debe tener un buen drenaje a fin de evitar los daños por el agua o la pudrición de la raíz. La fertilización nunca debe hacerse durante la siembra, o pueden terminar quemando las raíces.

Además tal y cómo hemos dicho anteriomente es importante regarlo y que quede agua estancada, aunque lo cierto es que cuando está floreciendo necesita agua abundante para que no se seque.

Por otro lado cabe añadir que a la hora de plantarlo es mejor hacerlo mediante acodo o injerto, ya que la reproducción mediante siembra es más complicada y se efectúa normalmente para lograr nuevas variedades.

La mejor época para plantar nuestro manzano será a  partir de mediados del otoño y hasta el comienzo de la primavera, siendo el otoño mucho más adecuado si bien el suelo todavía tiene “almacenado” algo de calor del verano.

Cuidados del manzano: Poda

Otra parte importante en el cuidado de los árboles de manzano, es la poda. La poda implica no tan solo las ramas y el follaje, sino también el adelgazamiento del fruto. Podar correctamente un árbol frutal es esencial para que luego de una producción de frutas abundante.

Es común que los manzanos den más frutos de los que sus ramas pueden sostener, por lo que es recomendable cortar algunos frutos para evitar fracturas. Los árboles se podan en invierno, para que vayan tomando fuerza para su próxima temporada productiva. Una vez que el árbol alcanza el tamaño deseado, es recomendable podarlo también en verano a fin de prevenir que siga creciendo o que de hecho las ramas crezcan demasiado que se acaben partiendo.

Para saber si estamos podando bien nuestro manzano, tenemos que decir que la manera correcta de hacerlo es dándole la forma de andamio, esto significa que debe haber un tronco central y ramas laterales que lo rodean. El primer nivel de ramas debe comenzar a medio metro del nivel del suelo, y las ramas que crecen fuera del eje central, deben ser amarradas y guiadas hacia el centro o bien, cortadas.

Cuando no se poda bien un manzano, las frutas son menos jugosas, por lo tanto hay que hacerlo en invierno siempre y en verano solamente para mantener el tamaño del árbol.

Cuidados del manzano: Enfermedades

Hemos de tener especial cuidado a la hora de evitar que nuestro árbol sufra alguna enfermedad del tipo plaga. Nos daremos cuenta de que es así, si de repente vemos que tienen hongos o que se torna de un tono moteado.

Podemos utilizar abonos para acabar con las plagas o de hecho deberemos vigilar el que no sufran el ataque de insectos que son peligrosos para el manzano cómo son gusano del manzano que causa daños importantes a los frutos, el piojo verde, que produce daños en las hojas, y la araña roja, que también ataca las hojas.

Cuidados del manzano: Protección

Para ello, para que no se acerquen mucho los bichos, procura tener el árbol en un sitio despejado, lejos de zonas con matorrales, en donde proliferan los bichos y les llame la atención. Por si acaso, acude a una tienda especializada en jardinería y pide algún producto que no afecte al manzano de manera artificial, para poder evitar las plagas.

cuidados-de-un-manzano-anti-plagas

 

Lo único malo es que hay insectos, que no son peligrosos para el manzano y que pueden correr peligro, además, que sigue siendo artificial. Dependiendo de la zona en donde se haya criado el manzano y los nutrientes que ha estado recibiendo, puede que reaccione bien o no a un pesticida, aunque se diga que especial para las plagas de árboles.

Hay algunas personas que tratan de blanquearlo, porque dicen que así les da un aspecto más limpio y cuidado. Pero es la mayor salvajada que se le puede hacer a un árbol, ya que estarán taponan las celdas a través de las cuales, el tronco del árbol, hace la fotosíntesis, por lo que no circulará bien el aire y el equilibrio del manzano puede verse afectado, puede que lo veas blanco y bonito, pero es como si plastificaras a un perro vivo. Desechad la idea de blanquear el tronco.

Si lo que queréis es protegerlo de manera natural, podéis crear vuestro propio repelente de plagas para el árbol. Un método natural para que no sufra ni reciba pesticidas.

Necesitamos

  • Un puro, sí un puro, tabaco.
  • Un litro y medio de agua
  • Una cucharada de vinagre blanco
  • Una cucharada de escamas de jabón. El jabón lagarto que es mucho más natural, a no ser que hagas tus propias pastillas de jabón. En ese caso, utiliza las tuyas.

Mezcla todos los ingredientes y deja reposar la mezcla durante una semana. Cuando haya pasado, sólo tienes que filtrar la mezcla y puedes comenzar a pulverizar sobre el tronco y las raíces del manzano. Con que lo hagas una vez a la semana, es suficiente.

No es perjudicial para los niños, por si se acercan al árbol o los animales, ya que tiene ingredientes naturales.

 

Cuidados del manzano: las manzanas

los-cuidados-del-manzano-manzanas

Os hemos explicado qué tipo de árbol es el manzano, y lo principal, cómo cuidarlo para que crezca sano, fuerte y dure muchos años. También os hemos hablado de los cuidados especiales para la poda, el cuándo y el cómo plantarlo, así como las posibles enfermedades que pueden padecer estos árboles frutales. Ahora vamos a hablar de lo fundamental del manzano: ¡las manzanas! Todo sobre su época de fructificación, tiempo de maduración y recolecta.

En primer lugar, debemos conocer cuánto dura un manzano, o dicho de otra forma, las edades del árbol y cómo, en función de la edad del frutal, así proporciona mayor o menor cantidad de manzanas.

Los manzanos alcanzan la vejez entre los quince y los veinte años, lo cual no quiere decir que mueran, pero sí que dejan de producir su cantidad usual de fruto, y su madera también se ve afectada. Podría decirse que su proceso, su ciclo, va más lento y con menor producción.

Por otra parte, durante los primeros tres años, el manzano tan solo nos proveerá de madera y hojas, pues hasta alcanzar esa edad (puede que empiece a producir algo de fruto a los dos años, según circunstancias) y durante el quinto y el sexto años, se considera que el manzano empieza a dar sus frutos.

Sin embargo, no es hasta cumplir los seis cuando el manzano de verdad alcanza la igualdad entre madera producida y manzanas brotadas. Teniendo todo esto en cuenta, se considera que la edad madura o adulta del manzano es la etapa comprendida entre los seis años y los quince, que es cuando se va acercando a la vejez.

Por su parte, el manzano necesita de cierta temperatura para que las flores lleguen a formarse, y de igual forma, sucede con su fruto. De hecho, este tipo de árboles necesitan de un clima frío (alrededor de los siete grados, durante el florecimiento) a pesar de correr peligro de morir en heladas. En lugares donde éstas son frecuentes, se toman medidas de protección para que los árboles no se vean afectados.

los-cuidados-del-manzano-manzanas-recolectadas

Hacia el mes de junio es cuando las flores que han brotado en la primavera ya se han terminado de caer (tienen lugar dos caídas, la última, en junio), aunque no será hasta mediados del verano cuando los manzanos estén ya bien repletos de manzanas formadas.

Hay que tener en cuenta que en realidad la recolecta debe realizarse justo antes de que el fruto madure del todo, o se corre el riesgo de que “se pasen”. Aunque todo dependerá de si se trata de manzanos de duración temprana o tardía, pues estos últimos darán manzanas de mayor aguante, que pueden ser almacenadas sin problema. En el caso de los primeros, las manzanas se deben consumir con cierta premura, es decir, conforme el manzano de sus frutos (justo antes de madurar, pero formadas), se deben recoger y, una vez maduras, se destinan para el consumo, antes de que éstas pierdan su calidad.

Veréis que hay una cantidad desmesurada de manzanas, ya que hay muchas variedades que se cultivan en tantos sitios y que cada una tiene un nombre. No vamos a nombrar todas porque podemos estar toda la tarde, pero sólo debes saber que no sólo hay manzanas verdes, amarillas y rojas, sino que las hay rosadas, las hay en diferentes tonos de rojos, con diferentes formas, con diferente sabor. ¿Quién no se ha comido alguna vez una manzana Granny Smith? Esas que son de color verde brillante, tan ácidas y firmes. O las Reinetas, de color amarillo pálido que son tiernas y enormes. Y por supuesto, la Red Delicious, la clásica roja, crujiente, dulce y más famosa.

cuidados-de-un-manzano-granny-smith

Gracias a estos consejos, podrás cuidar de un manzano desde el primer día, para que cuando llegue el momento, verás lo fuerte que ha crecido, lo sano que está y los frutos tan dulces que comparte contigo.

 

Os dejo video sobre el árbol del manzano:

Otros artículos de interés en EsJardineria: