Escrito por Tendenzias

Extraño monte marciano será el objetivo del Curiosity

El próximo 5 de agosto, el robot de la NASA Curiosity, comenzará su exploración de Marte, poniendo especial interés en la descomunal montaña marciana ubicada cerca del lugar de amartizaje. Se trata del monte Sharp, que se alza a 5 kilómetros de altura desde el centro del inmenso cráter Gale. No existe nada igual en la Tierra.

image

La extraña forma del monte Sharp, y su ubicación en medio de un descomunal cráter llena de interrogantes a los científicos de la NASA. Las capas de sedimentos del monte pueden esconder muchos misterios de nuestro planeta vecino, especialmente de su clima pasado, e incluso posibles pruebas de vida marciana pasada o presente. Se cree que esta montaña podría tener más de mil millones de años de antigüedad.

El Curiosity, un rover de tres metros de largo, es un laboratorio científico con seis ruedas, cuya meta principal es la de descubrir evidencias en el cráter Gale de si existe o existió vida microbiana en Marte. Para ello perforará la tierra e investigará diferentes estratos del monte Sharp.

La vida, como la conocemos aquí en la Tierra depende del agua, así que el Curiosity estudiará las zonas más bajas del cráter Gale y del monte Sharp, donde la nave Mars-Orbiting descubrió signos de minerales, como arcillas y sulfatos, que podrían ser evidencia de presencia de agua. Pero también escalará hasta al menos unos 700 metros de altura el rover, ya que allí podrán estudiar los estratos depositados por los vientos marcianos, lo que le permitirá estudiar los ciclos climáticos del planeta rojo. Esto permitirá conocer la razón de que Marte haya pasado de ser un planeta relativamente húmero hace unos miles de millones de años, a la desolación seca y roja que conocemos hoy en día.

El Monte Sharp no es de los más altos, por supuesto, aquí en la Tierra lo superan por mucho muchas montañas, como el Aconcagua que es el más alto de América, con 6.964 metros, o el Everest, el más alto del planeta con 8.848 metros. En Marte también es un enano al lado del Monte Olimpo, de más 21.000 metros. Por eso el Monte Sharp será fácilmente escalable por el rover Curiosity, que incluso podrá llegar gasta la cima, si se lo requiere, ya que su motor atómico le dará una vida útil muy larga.

Se sabe que el cráter Gale, de unos 154 kilómetros de ancho, se formó hace miles de millones de años tras el impacto de un asteroide. También que en algún momento estuvo cubierto de agua, aunque esto está por probarse. Todo dependerá de ese robot que en poco más de una semana llegará a la superficie marciana.

Fuente: LiveScience

Artículos recomendados