UP

-     Escrito por martin

¿Qué pasa realmente cuando uno es arrojado al espacio?

Con el reciente estreno de Prometheus, a quién no le habrá dado ganas de volver a ver, o ver por primera vez las cuatro películas anteriores de la saga de Alien (Alien, Aliens, Alien 3 y Alien resurrección). Así habrán notado que la forma favorita de matar a un alien, o xenomorfo, es arrojarlo por la esclusa de aire (airlock en inglés). Ahora, si hacemos un repaso por varias películas más de ciencia ficción, como por ejemplo el clásico 2001, odidisea en el espacio, nos damos cuenta que es una forma bastante común de morir en el espacio, siendo enviado fuera de la esclusa de aire, es decir muriendo en el frío del vacío interestelar. Ahora, ¿qué pasa realmente cuando uno es arrojado por la esclusa de aire?

Alien arrojado al espacio

Lo que pasa cuando uno es arrojado al vacío del espacio suele varias mucho de película en película, nos puede explotar la cabeza, salírsenos los ojos, o congelarnos en el acto. La realidad tiene un poco de todas estas exageraciones del cine. La realidad de la ciencia dice que si nos vemos arrojados al espacio por la famosa esclusa de aire de una nave espacial, tendremos unos buenos diez a quince segundos para gritar por nuestra vida, ya que pasado ese tiempo nos desvaneceremos, y en unos dos minutos la vida se escapará de nuestro cuerpo sin más remedio.

image Lo cierto es que una vez en el vacío del espacio, nuestra sangre no tendrá oxígeno, por lo que le llevará unos 15 segundos como máximo circular por el cuerpo hasta llegar al cerebro sin oxígeno, lo que nos hará desmayar. Esto ocurre porque en el vacío el oxígeno es expulsado de nuestros pulmones, generando un estado de hipoxia, lo que también nos dará un color azulado a nuestra piel, porque al no tener oxígeno, la sangre pierde su color rojo habitual. Si logramos no exhalar el aire, podremos mantenernos unos segundos más de forma consiente, pero no mucho, ya que la diferencia de presión entre el interior del cuerpo y el espacio, terminarán destrozando nuestros pulmones.

El problema no sólo será el oxígeno, ya que en esos segundos que permaneceremos consientes, nos dolerá la piel, ya que se quemará, si es que está expuesta. También comenzará a hincharse por culpa de la gran cantidad de agua que tiene nuestro cuerpo, ya que la que esta presente en los músculos se evaporará espontáneamente, lo que también causará muchos moretones. Se generarán quemaduras por el frío en la nariz, los ojos y la boca, al evaporarse la humedad que había allí.

La hipoxia también causará que perdamos la visión, seguido de convulsiones, y finalmente la pérdida del conocimiento. Pero todavía no estaremos muertos del todo, el cerebro seguirá funcionando y el corazón también. Podríamos ser revividos si nos rescatan a tiempo, incuso con pocos daños permanentes. Pero claro, estamos hablando de un minuto, como máximo para poder ser rescatado en estas condiciones. Pasada esa barrera de tiempo, la presión arterial baja tanto que la sangre comienza a hervir, lo que daña el corazón. La parálisis será seguida de una convulsión generalizada. A la vez el cuerpo se hinchará mucho debido al vapor que se formará en los tejidos blandos. La sangre dejará de circular, y pronto estaremos realmente muertos.

No es tan espectacular como en algunas películas, pero sí es efectivo como para tirar a alguien allí fuera, si es que resulta molesto dentro de la nave, como un alien, por ejemplo.

Vía Gizmodo

Artículos recomendados