Escrito por Tendenzias

Cómo verte un 5 veces más fresca, en solo 5 minutos

En medio de la rutina cotidiana, mientras andamos colmadas de trabajo, obligaciones y compromisos; resulta complicado mantener el maquillaje y el peinado impecables durante todo el día, dado que con el paso de las horas y  el accionar de las preocupaciones, nuestro aspecto va perdiendo frescura y empieza a deteriorarse. Te preguntarás cómo hacen esas mujeres que viste en Inglaterra durante tus cursos de ingles en Londres, o esas colegas que van a trabajar en Estados Unidos y que vuelven luego de reuniones, almuerzos y viajes; y siguen igual de espléndidas que cuando empezaron su día.  Ellas tienes sus trucos, y tú puedes aprenderlos también.
Entonces la pregunta hoy es: ¿qué hacer cuando terminada la jornada en la oficina, aún nos queda una reunión o algún cóctel importante para el que queremos vernos bien, y no tenemos tiempo para hacer una parada en casa?
Te presentamos aquí 2 elementos que serán tus mejores herramientas, tus grandes aliados a la hora de recurrir a los pequeños trucos que te permitirán estar arreglada y verte fresca en dos minutos en frente a cualquier espejo: el iluminador y la planchita alisadora para el cabello.

¿Para qué puedes utilizar el iluminador?

-Bríndale brillo a tus ojos aplicándolo sobre el lagrimal para resaltar los colores de tu sombra y darle claridad a la mirada.
-Si lo aplicas debajo de las cejas, por sobre la sombra que hayas utilizado, puedes darle mayor amplitud a tus ojos, logarás que las cejas se perciben más levantadas y tu mirada parecerá más impactante.
– Quienes tienen nariz pronunciada o muy ancha, lograrán darle un efecto de delgadez con aplicar un poco de iluminador a los lados del  tabique. Al aclarar los contornos parecerá de menor tamaño.
-Para realzar tu rostro, difumina un poquito del iluminador sobre los huesos de las mejillas y tendrás un rostro más claro, con el brillo concentrando la atención en los márgenes de la cara y no en cualquier imperfección que puedas tener.
– Y si aplicas un poquito de iluminador en el centro del labio, y luego el lápiz labial; tendrás una efecto de hidratación y de mayor volumen para tus labios.

El iluminador te ayudará en cualquier situación y para todas las partes de tu rosto. Pero no abuses. La idea no es que utilices todos estos trucos al mismo tiempo.  Cuando tienes alguna pequeña marca en la cara, recurre al iluminador en las mejillas; si tienes una noche especial y tu atuendo es muy simple, recurre al iluminador en los labios…y así en sucesivo. Ahora son tus trucos, utilízalos a todos; pero no todos a la vez.

Y tu segunda gran amiga será la planchita alisadora para el pelo. De esas pequeñas que vienen para la cartera: no pesan, las puedes llevar a donde vayas y te permiten estar hermosa en un abrir y cerrar de ojos.
Aplícate un poquito de silicona en el pelo, sepáralo en mechones pequeños para conseguir un mejor resultado. Pasa la planchita desde la mitad del pelo hacia la raíz, evitando tocar el cuero cabelludo para no quemarlo (y recordando nunca pasar más de tres veces consecutivas la plancha por la misma zona, en todo caso ve a otra y luego regresas) Y luego aplica silicona en las puntas para terminar.
Con un iluminador y una mini planchita en el bolso, siempre estás lista para seguir con tu día (o tu noche) viéndote como la reina que eres.  Cárgalos ya mismo en la cartera y verás que nunca más los abandonarás.