Escrito por

Cuidados del tatuaje I

totoro

Una vez se termina la primera sesión comienza la fase de los cuidados. El artista habrá vendado su tatuaje, pero una vez llegue a casa, aproximadamente transcurridas entre una y cinco horas, usted deberá destaparlo, lavarlo con jabón neutro de glicerina o bactericida y untar una patina de crema cicatrizante. Recuerde que debe secar el tatuaje con una toalla limpia, individual y preferiblemente de algodón.
En ocasiones, los tatuadores recomiendan 24 horas de protección con film transparente o con vendas, esta variación en el tiempo recomendado probablemente dependa de las dimensiones del tatuaje, pero de todas formas eso se lo tendrá que indicar específicamente el especialista.
A partir del segundo día se deberá lavar la herida unas 3 ó 4 veces al día con el mismo jabón. Se deben evitar en todo caso los jabones perfumados o con alcohol, ya que estos tienden a secar demasiado la piel afectando, por tanto, a la curación del tatuaje.
Durante los primeros siete días se deberá aplicar la crema cicatrizante o antibiótica que, precisamente, lo que evita es la aparición de complicaciones de origen infeccioso. Este tratamiento no puede ser reemplazado en estos días por vaselinas, ni por cremas hidratantes que no cumplen la mencionada función de protección.
Por supuesto, aunque pique y moleste, se debe evitar rotundamente el rascado. Tampoco es aconsejable en ningún caso eliminar la costra protectora que caerá a su debido tiempo.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos