Escrito por Tendenzias

Cuidados del tatuaje II

cuidados-tattoo-1

Durante el proceso de curación se debe evitar humedecer excesivamente el tatuaje y, por tanto, no se aconseja acudir a la playa, a piscinas, jacuzzis o saunas. En general, es mejor ducharse rápidamente o al menos no dejar que el tatuaje esté demasiado tiempo en contacto con el agua. Esto suele recomendarse también unos meses después de la finalización del proceso.
Otra de las recomendaciones pasa por evitar estar mucho tiempo en el sol. Normalmente, el sol puede dejar marcas dado que la piel en esa zona está todavía extremadamente sensible. Lo cierto es que deberá mantener esta precaución prácticamente para siempre, ya que el sol suele estropear el tatuaje. En general, su efecto es nocivo para toda la piel, puesto que provoca un envejecimiento prematuro y, además, en el caso del tatuaje este efecto es mucho más evidente. Así pues, siempre que acuda a la playa no olvide untarse la zona con una crema protectora mínimo factor 30.
Si durante las primeras semanas observa molestias e hinchazón coloque hielo en la zona afectada. Eso sí, evite la aplicación directa del hielo sobre la piel al menos hasta que el tatuaje no se haya curado completamente, ya que, como hemos mencionado anteriormente, la cantidad excesiva de agua puede retrasar la cicatrización de la herida y, en definitiva, aminorar la efectividad de todo el proceso que ya se venía siguiendo. El hielo deberá quedar cubierto con una toalla limpia y así se procederá a su aplicación sobre la herida.

Tendenzias.com

Newsletter