Escrito por

El proceso del tatuaje I

proceso2

El proceso del tatuaje comienza con la elección del mismo. Aunque en muchos casos ya se ha pensado el diseño previamente a la cita con el tatuador, en otros, el cliente suele inclinarse por ojear los álbumes del artista con el fin de decidirse por un motivo concreto. Esto también puede ayudar a todos aquellos que tienen tan sólo una idea general de lo que desean tatuarse o a quienes les falta únicamente el último empujón que termine de definir su tatuaje.

Una vez se accede a la sala donde se hará el tatuaje, el artista procede a rasurar el área seleccionada. Este es el momento en que se deben resolver todas las dudas y preguntar todo lo que se desconozca para evitar posteriores arrepentimientos. Una vez esté todo aclarado y la zona quede completamente limpia y rasurada, el artista comenzará con el diseño.

Por supuesto, para cada paciente se emplea una aguja desechable que queda cargada en la máquina de tatuar, que a su vez es regulada según la velocidad y potencia necesarias para cada composición y zona corporal.

Algunos tatuadores habrán dibujado previamente el motivo en la piel del tatuado, esto servirá de guía o boceto para el momento posterior. Además, de esta forma, el cliente también puede observar cómo quedará más o menos el tatuaje sobre la zona elegida y en caso de que no esté convencido siempre es posible cambiar de lugar o incluso, elegir otra composición.

Si todo está en orden se procederá al inicio del tatuaje.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos