Escrito por

El proceso del tatuaje II

sesion-tattoo

Una vez el artista empieza a tatuar, es decir, cuando comienza el tattooing propiamente dicho normalmente, lo primero que se definen son los contornos. En muchas ocasiones, el tatuador comienza realizando los perfiles de una pequeña parte del dibujo, de esta forma el cliente puede apreciar por primera vez el dolor o la sensación que va a ir notando a lo largo del proceso. Por lo general, la molestia es más o menos igual a lo largo de todo el proceso y sólo variará si la zona engloba partes cercanas al hueso.

Llegados a este punto el cliente debe definir si el dolor es moderado y si puede seguir adelante con el proceso. Normalmente, la respuesta suele ser positiva y muy poca gente acaba considerando que no lo puede soportar. Así que, ánimo. A partir de entonces, la duración depende totalmente del tipo de diseño, de la gama de colores, en ocasiones, del tipo de piel y, sobre todo, del tamaño del tatuaje.

Seguramente, si el tatuaje se ubica en una zona que usted no puede ver directamente, su tatuador le irá explicando todo lo que va pasando durante el proceso, desde el inicio con el perfil de los contornos, hasta los cambios de agujas para proceder a insertar los colores. Por cierto, si a lo largo de la sesión necesita un descanso no dude en hacérselo saber a su tatuador porque es totalmente normal y, además, de ser un respiro para ambos, también le permitirá comprobar el estado del trabajo.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos