Escrito por

El tatuaje de una flor

flor-naranja

Las flores son diseños muy comunes en el ámbito del tattoo. Presentes especialmente en los tatuajes japoneses, también la podemos encontrar de forma aislada en tattoos de tipo más “occidental”. En general, las flores siempre han acompañado las representaciones artísticas en cualquiera de sus ámbitos; la escultura, la pintura e, incluso, la arquitectura se han hecho eco tradicionalmente de los motivos de la naturaleza, concediendo especialmente importancia a estas pequeñas amigas. Es normal, por tanto, que el tatuaje haya tomado el testigo de sus hermanas mayores y haya incluido en su lista de diseños habituales los tattoo con motivos florales.

Cada flor contiene un significado distinto y además, cada cultura también les asocia significados diferentes. En general, lo que casi todos pensamos es en la flor como símbolo de renovación. Por decirlo de alguna manera es la máxima representación del ciclo vital marcado por las estaciones del año. En Primavera Verano mueren para revivir en la primavera cuando la vida despierta de su letargo.
Así pues el tatuaje de una flor suele representar una renovación, una vuelta a la vida, y la idea de que todo lo que acaba vuelve a empezar de una u otra forma.

Por otra parte, su simbolismo se suele asociar al color mismo de la flor y al tipo de flor, es decir, a las características del tallo y de sus hojas. Si se trata de una flor con espinas o no, si sus hojas son grandes o pequeñas, cómo es la forma de corola, dependiendo de todo esto podremos asociar uno u otro significado al tatuaje de una flor.
Hablaremos del tattoo y las flores en los próximos días en tendenzias.com