Escrito por

Fin de la primera sesión de tatuaje

proceso-tatuaje2

Una vez finaliza de primera sesión de tatuaje, nada más dejar de notar el cosquilleo un tanto molesto de la aguja, el artista le anunciará el final y usted podrá observar el resultado. Si se trata de un tatuaje a realizar en diferentes sesiones, probablemente, sólo podrá apreciar el dibujo del contorno en color negro. Si, por el contrario, es un tatuaje estándar de pequeñas dimensiones tendrá la oportunidad de ver a su nuevo compañero, a ese diminuto amigo que ya nunca se separará de su lado.

En realidad, en este primer instante no se aprecia demasiado bien la forma auténtica y final, ya que por lo general la piel está bastante enrojecida y, en ocasiones, todavía sale un poco de sangre y algunos fluidillos. No se asuste la sangre y los fluidillos son normales y en unos días todo estará como nuevo. En ese primer instante simplemente vea la novedad que esa zona de su cuerpo representa. Este área no volverá a ser la misma y ahora está cubierta por ese tatuaje que tanto había anhelado. Esta primera mirada le servirá para ir acostumbrándose a su nueva situación.

Ahora bien, después del tiempo que necesite debe volver a bajar a la tierra porque tendrá que anotar punto por punto los cuidados que su tatuador le vaya indicando. El tatuaje es una herida de cierta gravedad y se tiene que tratar con los recursos necesarios para obtener un buen resultado y evitar los típicos problemas de infección. En ese momento da comienzo una segunda fase en el proceso del tatuaje que obliga al cliente a tomarse la cosa muy en serio y a seguir a rajatabla todas las indicaciones que le dé el tatuador.