Escrito por

Cirugía capilar: en qué consiste, métodos y alternativas

Bisoñés, peluquín o peluca, el hombre ha recurrido a distintos método para ocultar un problema que afecta fundamentalmente a los hombre como es la caída del cabello. Hoy en día la cirugía capilar es la solución para acabar de una vez con este antiestético problema, en qué consiste, métodos y alternativas, es lo que vamos a ver en este espacio dedicado a la cirugía capilar.

En qué consiste la cirugía capilar

Cuando hablamos de cirugía capilar estamos hablando de una serie de intervenciones que se realizan con el fin de conseguir una mayor densidad capilar en personas que sufran algún tipo de alopecia. Se trata de un procedimiento donde básicamente, se extrae una sección de piel y cabello de una zona de la cabeza y se injerta en la áreas donde no exista cabello o este sea escaso.

Uno de los motivos por los que mas personas se deciden a terminar con su problema de alopecia, utilizando la cirugía capilar es que los resultados son permanentes y los resultados son visible en un par de meses. Por otro lado es raro que durante la cirugía haya complicaciones, salvo los riesgos propios de cualquier intervención como son las infecciones.

Existen distintas técnicas quirúrgicas para trata este problema, entre ellas destacamos:

  • La Técnica FUE
  • La Técnica FUSS/TIRA
  • La Técnica de Expansión
  • La Técnica BHT

Métodos de Cirugía Capilar

Existen distintos métodos o técnicas para realizar la cirugía capilar, éstas se utilizarán en función del tipo de alopecia que el paciente sufra. Sea cual sea el método elegido, cualquiera de estas técnicas se realizarán bajo anestesia local o con sedación.

El tiempo que pasaremos en el hospital será mínimo ya que la intervención se realizará de forma ambulatoria por lo que no será necesario ningún tipo de hospitalización. Una vez que se ha producido la intervención, el paciente notará que sobre la zona injertada se comienzan a formar unas costras, éstas desaparecerán a los pocos días.

Ahora que hemos comentado como se realiza la intervención, vamos a explicaros los Métodos de Cirugía Capilar.

Cirugía Capilar | Método FUE

Todas las técnicas de cirugía capilar se basa en extraer los folículos pilosos para después cubrir las zonas despobladas de cabello, estas zonas se llaman receptoras, mientras que la zonas de donde se extraen los folículos son las llamadas donantes. Este tipo de intervención permite unos resultados fantásticos y permanentes.

FUE o lo que es lo mismo Follicular Unit Extraction, se ha considerado a esta técnica la más avanzada en cuanto a injerto capilar, ya que la extracción de los cabellos se hará uno a uno sin necesidad de realizar cortes ni aplicar puntos, evitando de este modo cualquier cicatriz. La unidades foliculares que pueden estar compuestos de hasta 4 cabellos, se extraen junto a los vasos capilares, glándula sebácea, etc. Es decir, todo el folículo piloso, esta intervención será totalmente indolora para el paciente.

Cuando se recomienda utilizar la técnica FUE, esta técnica suele aplicarse a los pacientes que previamente han sido injertados con otros métodos como el que vamos a ver a continuación, el método FUSS. Con esta técnica podremos cubrir las cicatrices o pequeñas áreas que hayan quedado desprovistas de cabello.

Se trata de un método con resultados sorprendentes pero debido a su complejidad de ir cabello a cabello, se utiliza para cubrir pequeñas áreas o como hemos visto, cubrir cicatrices.

Cirugía Capilar | Método FUSS

El método FUSS,  Follicular Unit Strip Surgery o también conocido como técnica de la tira. Consiste en extraer los cabellos de la zona que hemos llamado donante extrayendo una fina tira de piel con cabello de una longitud aproximada de 15 ó 20 cm de largo por 1 cm de ancho.

La mejor zona para extraer la tira de piel es la parte posterior de la cabeza, donde se cerrará la herida por medio de puntos. Retirados éstos, se podrá vislumbrar una fina cicatriz que coincidirá con el pliegue natural de la unión de la cabeza con el cuello. Cicatriz que quedará oculta en cuanto el pelo comience a crecer de nuevo.

Cirugía Capilar | Método de Expansión

Esta técnica se utiliza, al igual que el método que veremos a continuación, cuando la zona donante no dispone del suficiente tejido capilar. En este momento el cirujano podrá valorar la idea de utilizar expansores del cuero cabelludo. Estos expansores se colocarán debajo del cuero cabelludo, se irán inflando poco a poco, provocando que la piel se expanda y se incremente de esta manera el área de tejido capilar.

Cuánto tiempo se deben llevar estos expansores o cuantos expansores se tienen que poner, vendrán en función de la localización del área y de la necesidad de mas o menos piel. Cuando se ha alcanzado la superficie necesaria, se utilizará este excedente de piel con folículos para cubrir la zona con alopecia o zona receptora.

Cirugía Capilar | Método BHT

El método BHT o Body Hair Transplation, consiste en extraer utilizando el método FUE, de los folículos pilosos, pero esta vez no es de la cabeza sino de alguna parte del cuerpo del paciente donde el bello nazca denso y con fuerza. Es la técnica más apropiada cuando no existen zonas donantes en el paciente.

Esta técnica deberá ser realizada por cirujanos expertos ya que existen ciertos condicionantes dependiendo de donde se extraiga el cabello ya sea de la barba, del tórax o de la región pública.

Alternativas a la Cirugía Capilar

Cuando notamos zonas más claras, con menos densidad de cabello, comenzamos a preocuparnos, tanto si somos hombres como si somos mujeres, que aunque en menor medida, también pueden sufrir alopecia. Existen en el mercado muchos productos que permiten disimular u ocultar una alopecia incipiente o una gran calva.

Si los factores que han provocado la caída de cabello se debe a estados de ansiedad, nerviosismo o cualquier otro motivo médico, lo primero que haremos será acudir a un especialista para que trate el problema de fondo. Si se trata de un factor genético y por lo tanto hereditario, las alternativas definitivas pasan por la cirugía capilar.

No obstante para cualquiera de los casos anteriores existen distintas alternativas entre las que se encuentran.

Alternativas a la Cirugía Capilar | Pelucas

Cuando comenzamos a ver en nuestra almohada esos dichos pelitos, que poco a poco parecen incrementarse en número, comenzamos a pensar en una incipiente calvicie. En algunos casos esta pérdida es progresiva pero cuando se trata de una caída de cabello como consecuencia de un tratamiento médico, el impacto es mayor.

La forma más rápida de “parchear” o dar solución es utilizar una peluca o bien extensiones, si las zonas están muy localizadas. En el mercado encontramos una gran variedad de pelucas, ya sean de pelo natural o de pelo sintético. Las primeras serán de mejor calidad y permitirán tanto la utilización de tintes como la aplicación de planchas para el pelo o secadores.

Otra alternativa bastante más económica es la utilización de pelucas sintéticas. Estas no son tan naturales como las anteriores y siempre tienen esa apariencia y textura sintética. No admitirán ni tintes y planchas para el pelo, no olvidemos que son fibras sintéticas y pueden llegar a arder.

Alternativas a la Cirugía Capilar |  Spray de fibras

Existen una alternativa que últimamente parece que está causando mucho interés. Se trata de los spray de fibra de cabello natural, unos sprays que podemos elegir en distintas tonalidades y que se pueden utilizar cuando comienza a notarse una baja densidad en el cabello.

Rociando con el spray la zona afectada lanzaremos miles de fibras que quedarán perfectamente disimulada al mezclarse con el resto del cabello. Se trata de teñir el cuero cabelludo con unas fibras de textura similar al cabello y que conseguirá el efecto deseado. Pero no olvides que es un efecto temporal.

También te puede interesar:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?