Tatuajes mal hechos

La elección de un tatuaje es algo realmente muy importante ya que será algo que uno llevará consigo por el resto de su vida, una obra de diseño en el cual la propia piel es el lienzo y por lo tanto debe tomar todas las precauciones necesarias para preservar la carga emotiva lo más pura posible.

Es por eso que los tatuadores pasan horas y horas al día practicando su arte para que sus tatuajes sean reconocidos por su calidad y definición, lo que es uno de los objetivos de los tatuadores.

A la hora de hacerse un tatuaje hay que tener algunas cosas realmente muy en cuenta, pero principalmente son 2: La elección del diseño y la elección del tatuador.

Hay diseños que son imposibles de llevar a la piel, y otros, realmente muy difíciles. Uno de los diseños de tatuajes que suelen terminar mal hechos son las fotografías. El tatuador puede ser realmente muy bueno, pero la cantidad de colores que dan la profundidad a una fotografía es muchísimo más amplia de la que un tatuador puede emular.
En esta imagen podemos ver un ejemplo de ello.

tattoo4

Es un tatuaje extremadamente difícil de realizar para un tatuador profesional y con muchos años de experiencia y aun así es probable que el tatuador mismo nos informe que no puede quedar bien.

ANUNCIO

Pero peores son los casos en los que se quieren tatuar fotografías en monocromo (negro) ya que es aun mas difícil darles la profundidad necesaria (obviando el hecho de que dibujar rostros en los retratos es una tarea que muy poca gente puede hacer correctamente).

tattoo-portrait

También te puede interesar