Escrito por

Alegria, da color a tus interiores

Esta planta de interior que se desarrolla perfectamente en zonas climáticas frías. Si nos encontramos en una zona de una temperatura media anual alta la podemos poner en macetas en los exteriores. De esta especie uno de los especímenes más conocido es la Valleriana. Esta planta si esta bien cuidada tendrá flores durante todo el año. Todas las especies de Alegría se caracterizan por tener un muy fácil mantenimiento y cultivo. En determinadas ocasiones la Alegría puede llegar a tener una altura de 60 centímetros. Los tallos son carnosos y se rompen fácilmente por lo cual habrá que tratarlos con cuidado. En sus periodos vegetativos es conveniente abonarla y, en caso de que el día sea caluroso, ventilarla.

esjardineria10062009

creativecommons

Como ya hemos dicho la alegría tiene muchas especies. Una de ellas, quizás la más extendida, es la Valleriana cuyo rasgo principal es tener las flores de color rosa, naranja o púrpura. Otra de las variedades es la Carouse que presenta un aspecto sólido y que es poseedora de flores dobles en cuyo colorido se mezcla el naranja, el rojo y tonos salmón y blanco. La Candy se caracteriza por tener flores grandes y colores intensos; esta variedad se aclimata perfectamente a exteriores.

Las hojas y las flores de la Alegría tienen forma ovalada y colores verde claro. Las flores destacan por su colorido fuerte y brillante. La durabilidad de la Alegría es de tipo medio por lo cual necesita los cuidados justos; además se adapta maravillosamente a casi cualquier tipo de tierra siendo los más indicados para ella los terrenos húmedos. Nos encontramos ante una planta que necesita, sobre todo en verano, abundante agua. Su ubicación si la planta se encuentra en un clima cálido es la semisombra. Para aquellos que quieran tener una planta más frondosa es posible conseguirlo con una poda de las puntas de los tallos.

Fuente: Plantas y hogar  |  Imagen:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos