Escrito por

Cuidando el uso de la nevera ahorramos mucha energía

Bueno señores, si de hacer recorte se trata no hay nada mejor que comenzar por la llamada nevera, heladera o frigorífico entre tantos otros nombres; ya que este electrodoméstico consume bastante más energía que cualquier otro y requiere siempre tenerlo en funcionamiento.

Por lo que ciertas costumbres no benefician el ahorro. Entre las que se deben adoptar encontramos no guardar alimentos demasiado calientes directamente en la nevera, sino aguardar a que se encuentren a temperatura ambiente para introducirlos en ésta.

Controlar cada tanto que el cierre de goma (burlete) de la heladera funcione bien y ejerza la presión al cerrar y que no se filtre el frío por allí.

Otro punto importante en el ahorro es descongelarla cuando se observa bastante hielo, y no dejarla mucho más tiempo funcionando así. Sucede que cuando está muy cubierta de hielo debe trabajar más.

Tampoco es bueno acomodar los productos muy cerca de la pared posterior, ya que impide la correcta circulación del aire frío que es la forma en la que se enfrían los alimentos, siempre hay que dejar algo de margen.

La utilización de bolsas térmicas es una buena opción para conservar el frío en los productos congelados, ya que no pierden tan fácil el frío hasta que los guardamos en la heladera.

Tener en cuenta éstos pequeños hábitos nos puede hacer ahorrar hasta un 15% en el consumo anual. Pueden comprobarlo ustedes mismos y dándonos a conocer algunos otros consejos que conozcan que siempre van a ser bienvenidos.

Vía | ahorrodiario
Imagen | decoesfera

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos