Escrito por

Flor de lis

La flor de lis no es una flor en el sentido más amplio de la palabra, sino una representación de la flor de lirio. Esta representación ha sido usada a lo largo de la historia en la heráldica francesa en escudos y estandartes de corte católico y militar; también forma parte de algunas banderas como la de Quebec y símbolos de ciudades como el de la Provincia de Florencia en Italia. Actualmente es muy utilizada por diversas asociaciones de scouts alrededor del mundo.

La flor de lirio es muy parecida a su representación ilustrada. Por lo general está constituida por 4 pétalos: dos laterales que se levantan de forma horizontal, uno al frente que da la impresión de estar agachado y uno posterior que apunta casi completamente hacia arriba.

No obstante, generalizar esta descripción resultaría erróneo ya que existe una gran variedad de especies. Por ello, también los cuidados tienden a cambiar entre una especie a otra, aunque por lo general los lirios son flores que no requieren demasiados cuidados especiales.

Lo que debes de saber acerca de los lirios

  • No toleran las temperaturas demasiado bajas ni demasiado calurosas, mantenerlos a más de 10° y menos de 20° suele ser lo ideal.
  • Hay que tener mucho cuidado en el riego de éstos. Un riego bastante moderado de 2 veces por semana estará bien. Habrá que reducir esta ración a sólo una durante el invierno, de lo contrario podría pudrirse.
  • No hay que preocuparse demasiado por la poda, bastará con quitar los pétalos secos y maltratados.
  • Los lirios no suelen producir demasiadas plagas, por lo general sólo se contagian de otras plantas y flores contaminadas que se encuentren cerca de ellos.

Imagen | Flickr