Escrito por

La cala amarilla

La cala amarilla recibe un buen número de nombres: cala, lirio de agua, alcatraz, aro de Etiopía, cartucho. Esta planta pertenece a la familia de las aráceas y su origen hay que situarlo en Sudáfrica concretamente en la Región del Cabo. El primero que realizó la taxonomía de este género fue el botánico italiano Zantedeschi. Nos encontramos ante una planta vivaz que posee un tallo de origen carnoso subterráneo que rebrota cada año. El origen del cultivo de esta planta proviene de sus espatas que son muy apreciadas en labores de decoración debido a que tienen una fuerte semejanza a los pétalos y tiene color amarillo.

esjardineria14072009

creativecommons

La cala amarilla dónde mejor resultado da es en suelos fértiles y que tengan buena capacidad de retener el agua y la humedad para que esta planta se pueda nutrir de la misma. También es conveniente que el suelo se encuentre bien drenado para de esta manera evitar que los túberos de la planta lleguen a pudrirse. A la hora de plantar es conveniente que se realice en el suelo un agujero de 10 a 15 centímetros. El clima es necesario que sea de temperaturas medias todo el año; esto implica una temperatura de entre 18 a 25º.

Para que esta planta se desarrolle normalmente es necesario que tenga acceso a mucha luz con lo cual no es conveniente su cultivo ni en estaciones ni en zonas geográficas dónde no haya abundancia de luz. La falta de luz adecuada suele provocar en la planta que esta se muestre con falta de vigor y la intensidad del color de las flores no sea la adecuada.

Fuente: Semilleria San Alfonso  |  Imagen:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?