Escrito por

Los métodos de riego

Existen diversos métodos para regar las plantas. Las macetas pueden ser regadas desde arriba, por abajo con un plato o por inmersión.

El “riego por inmersión”, es además de un práctico procedimiento de urgencia para revivir una planta seca, un buen método para las plantas en cestos colgantes y los tiestos pequeños en verano.

Este consiste en introducir la maceta en un recipiente con agua (recipiente donde quepa la maceta con comodidad) y mantenerla así por varios minutos, hasta que dejen de salir burbujas. Luego escurrir el agua sobrante y pulverizar las hojas.
Si la tierra de la maceta está muy seca, se la puede ir aflojando durante la inmersión con un tenedor.

riego.jpg

Hay plantas que es mejor que sean regadas por el llamado “Metodo del platito”. Consiste simplemente en poner la maceta sobre un plato o cuenco con agua durante un rato y una vez que se ha absorbido por capilaridad, se retira.

Este sistema no compacta el sustrato, pero queda con el tiempo un exceso de sales de los fertilizantes en superficie que cada tanto habrá que lavar con un riego abundante.

Estas son algunas de las especies que deben ser regadas utilizando este método:

  • Afelandra
  • Azalea
  • Begonia de flor
  • Begonia rex
  • Brezo
  • Ciclamen
  • Culantrillo
  • Espatifilo
  • Nefrolepis o Helecho espada
  • Violeta africana o Saintpaulia

Luego encontramos el “riego por goteo automático” muy buen sistema para macetas y jardineras, especialmente si vas a ausentarte. Coloca 1 gotero en los tiestos pequeños y 2 en los grandes y jardineras.

Se venden unos kits fáciles de montar que se conectan a un grifo con un programador de riego para regular los días de la semana que debe regar y el tiempo. Ahorrarás más agua y tiempo que usando una manguera o regadera.

Y para finalizar, el conocido y siempre utilizado riego desde arriba, realizado con la regadera o cualquier recipiente de nuestra comodidad, humedeciendo la tierra desde su superficie.

Al margen de que riego elijas para tus plantas, hay que recordar siempre, que con el riego es mejor quedarse corto que pasarse. El exceso produce pudrición y muchas veces no podemos remediarlo.

Desde esjardineria.com te deseamos mucho éxito con esta cautelosa tarea.

Imagen: jardineria

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos