Escrito por

15 señales de que estás preparada para tener otro hijo

¿Estás buscando el momento ideal para traer un nuevo bebé a la familia? ¿Quieres que tu hijo crezca en compañía de un hermano/a? La decisión de buscar un segundo embarazo traerá a tu hogar el doble de felicidad, pero también el doble de responsabilidades. Para todas las mamás del mundo, hemos reunido hasta 15 señales que indican si estás preparada para tener otro hijo.

Señales para tener un segundo hijo

Razones para tener otro hijo

Razones para tener un segundo hijo
Recuerda que nadie mejor que tu puede saber cuál es el momento idóneo para cuidar de un nuevo bebé y todo lo que eso implica: cambios hormonales, volver a trasnochar, dedicar tus mejores cuidados, etc. La experiencia que has adquirido con tu primer hijo te ayudará mucho, pero cada bebé es un mundo. Las ventajas de dar a tu hijo un nuevo hermanito son muchas: tu organismo mantiene el recuerdo de la primera gestación, los tejidos junto con el cuello del útero son más elásticos y los tiempos de adaptación-recuperación del cuerpo se reducirán a la mitad. Además, los trastornos típicos del embarazo no serán tan evidentes. Las razones las tienes, pero ¿estás preparada para afrontar este bonito reto?

1. Eres estable emocionalmente

Tener un hijo te ha hecho más estable, madura y equilibrada emocionalmente, pero la llegada de un segundo hijo hará que necesites un balón de oxígeno más grande, reinventar tu psicología y dedicar tiempo a todas tus responsabilidades en el hogar y junto a tu primer hijo.

2. En tu casa, donde cabe uno caben dos

En tu casa donde caben uno caben dos
Los bebés recién nacidos duermen en la habitación de los papás, pero a medida que crecen, se mudan a la habitación de su hermano (o la suya propia). Muy pronto las instalaciones de la casa se verán invadidas por tus pequeños. Nadie necesita una mansión para sacar adelante a dos niños/as, pero sí un lugar confortable y cómodo para que se sientan seguros, protegidos y con su propio espacio.

3. Estás bien económicamente

Cuentas con economia estable
Disponer de una buena situación económica es fundamental para dar la bienvenida a un nuevo bebé. Hoy en día, se estima que el cuidado de un bebé requiere un desembolso de entre 6.000 a 12.000 euros (de media), al menos en su primer año.

4. Has retomado adecuadamente la actividad sexual

Has retomado actividad sexual
Si ya han pasado unos meses desde el nacimiento de tu primer hijo, y has retomado sin problemas las relaciones sexuales (a pesar de la episiotomía), entonces puede que tus tejidos y el periné ya hayan recuperado su elasticidad.

5. Lactancia

Recuperar el peso y la estabilidad es importante de cara a intentar traer un segundo hijo, pero más aun saber que el pecho y los pezones están más curtidos y la piel menos sensible.

6. Aun eres joven para volver a tener hijos

Aun eres joven para tener hijos
Dependiendo de la edad, la decisión de tener o no un segundo hijo puede verse comprometida. No obstante, los últimos estudios han demostrado que muchas madres de 40 a 45 años han dado a luz más positivamente que otras de menor edad. En este caso, tu compromiso y amor por un segundo niño puede hacer trizas esta barrera psicológica y los límites los pones tu (ya notarás cuando los pone la naturaleza).

7. Has logrado asentar una rutina ideal con tu primer hijo

Si ya eres una mamá multitareas que lleva el cuidado de su hijo con las dos manos y sin pestañear, puede que la vida te esté invitando a cargar con el doble de sonrisas en casa.

8. Cuentas con un buen apoyo para cuidar a los niños

Sobra decir que la decisión de tener un segundo hijo no es únicamente tuya, sino también de tu pareja. Siempre es bonito ver que él también está motivado para tener un segundo hijo.

9. Tu hijo ya duerme toda la noche de seguido

Tu hijo duerme la noche de seguido
Cuando tu bebé ya se ha adaptado a los horarios de descanso, y además duerme “del tirón” toda la noche, quizás sea el momento de dejar de esperar para tener un segundo hijo.

10. Te lo pide el corazón

La razón nos la regala el corazón, eso seguro. Son muchas las madres que experimentan en el interior la necesidad de tener un segundo hijo, llámalo naturaleza, llámalo amor por la vida.

11. Los abuelos lo están deseando

Los abuelos lo estan deseando
Algunas veces, solo necesitamos el impulso y apoyo de los familiares para sentir que tener un segundo hijo ha sido la mejor decisión de todas.

12. Tu trabajo te lo permite

Tu trabajo te lo permite
Una buena señal es saber que en tu trabajo tengas las garantías necesarias para disfrutar de un nuevo permiso por maternidad. Con carácter general, este subsidio tiene una duración de 16 semanas ininterrumpidas, salvo en el caso de hospitalización, que se ampliaría en casos determinados.

13. Compromiso al 100%

Tener las baterías cargadas día a día es fundamental si quieres estar a la altura de tu hijo y disfrutar de su curiosidad por la vida. Entiende que un segundo hijo reduce tu tiempo a la mitad, por lo que una pareja debe comprometerse al 100% a la hora de atender sus necesidades, aunque las ojeras sean evidentes.

14. Tu primer hijo ya ha superado los 18 o 23 meses de edad

Son muchos los doctores que sugieren una espera de al menos 18 y 23 meses después de haber dado a luz a tu primer bebé.

15. Ya tienes todo lo necesario en casa

Ya tienes todo lo necesario en casa
Si tu primer hijo aun no ha superado los 2 ó 3 años de edad, seguramente guardes en casa multitud de ropa que puedes reutilizar para el segundo. Para la llegada de un nuevo bebé necesitarás menos de la mitad de las cosas que has comprado en tu primer embarazo, ya que aun posees la cuna, la mochila portabebés, la trona, etc.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos