BLACK FRIDAY: Enlace a la categoría de las mejores rebajas
Escrito por Tendenzias

Compartimos virus con los neandertales

Compartimos virus con nuestros parientes los neandertales, según un nuevo estudio. Se ha descubierto que el ADN de antiguos virus observados por primera vez en el genoma neandertal, se ha identificado ahora en el genoma de los humanos modernos, o sea, nosotros.

image

El estudio de la paleogenética, es decir, el análisis del ADN de restos fósiles, de humanos que se han extinguido hace más de 30 mil años, que compartieron espacio y tiempo con miembros de nuestra misma especie, el Homo sapiens, ha avanzado una enormidad en los últimos años.

En 2010 se logró secuenciar el genoma de dos humanos diferentes a nosotros, los neandertales y los apodados denisovanos. De allí se pudo descubrir que algunos humanos actuales compartían genes con aquellos dos grupos humanos extinguidos. Desde entonces los genetistas han analizado a fondo cada gen obtenido, para conocer a fondo a esos viejos parientes.

Así fue que Robert Belshaw de la Plymouth University, y Gkikas Magiorkinis de la University of Oxford, ambas del Reino Unido, estudiaron estos antiguos genomas en busca de retrovirus, un tipo de virus que invade las células y logra colarse dentro del ADN. En nuestro Genoma actual, estos retrovirus ocupan un 8 por ciento del espacio. Son parte de lo que se suele llamar ADN basura.

Con anterioridad se habían descubierto 14 secuencias genéticas de retrovirus en el genoma neandertal y en el de los denisovanos. Belshaw y Magiorkinis estudiaban esas secuencias para ver si contribuían a enfermedades, y al examinar el genoma de 67 personas actuales con cáncer, descubrieron que contenían siete de las 14 secuencias de retrovirus de nuestros parientes extinguidos.

Estos virus que se insertan en el ADN tienen patrones repetitivos y se ubican a lo largo de diferentes partes del genoma, pero sólo una de ellas contiene la secuencia completa, por lo que ubicarla lleva mucho tiempo.

Los autores del descubrimiento creen que el virus infectó a nuestros antepasados hace unos 400 mil años, mucho antes de que existiesen los neandertales, los denisovanos y nuestra propia especie, es decir, que el virus estaba presente en el antepasado común que compartían estos grupos humanos.

Este estudio aporta información sobre o diferentes que pueden ser las personas entre sí, ya que no todo el mundo tiene estos retrovirus en su genoma, por lo que en la actualidad podemos encontrar personas que comparten partes de su genoma con denisovanos y neandertales, pero no con otras personas vivas hoy.

Esto tiene implicancias para la genética y la salud, ya que es vital conocer si un individuo posee determinados genes o secuencias, para saber si está predispuesto a ciertas enfermedades. No alcanza con conocer el genoma de una única persona, ya que cada una es diferente, por eso se está volviendo cada vez más importante para la salud la secuenciación masiva, que permite conocer el genoma de una persona en algunas horas.

Belshaw y Magiorkinis ahora seguirán explorando qué tan expandido en el genoma de los humanos actuales están esos retrovirus antiguos, y si alguna vez están activos, para poder conocer si son responsables de alguna enfermedad actual humana.

Fuente: Current Biology, DOI: 10.1016/j.cub.2013.10.028

Artículos relacionados

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos