BLACK FRIDAY: Enlace a la categoría de las mejores rebajas
Escrito por Tendenzias

La fuente de la juventud estaría en el cerebro

La búsqueda de la Fuente de la Juventud es una quimera que la humanidad ha perseguido desde que tenemos memoria, exploradores españoles han llegado a buscarla en las costas de la recién descubierta América en el siglo XVI, pero lo que menos se imaginaban es que estaba mucho más cerca, en el propio cerebro humano.

Según investigadores del Albert Einstein College of Medicine, de Nueva York, la región cerebral conocida como hipotálamo controla la mayoría de los aspectos del envejecimiento, abriendo posibilidades para desacelerar el proceso de envejecimiento alterando los caminos de señales en esa región cerebral, al menos eso han podido constatar en ratones de laboratorio.

image

El hipotálamo tiene un tamaño similar al de una almendra y es responsable de varias funciones, entre ellas el desarrollo, el crecimiento, la reproducción y ciertos procesos metabólicos.

Trabajos anteriores de Dongsheng Cai y colegas del instituto Einstein, habían descubierto que cambios inflamatorios en el hipotálamo podían desencadenar problemas metabólicos, una combinación de desórdenes médicos que incrementan el riesgo de enfermedades cardiovasculares y diabetes.

Esto llevó a Cai a sospechar que el hipotálamo podría tener un rol clave en el envejecimiento, lo que lo llevó, junto con sus colegas, a enfocarse en el estudio de la inflamación del hipotálamo, especialmente en un complejo proteico llamado NF-κB.

Este complejo proteico juega un rol importante en regular las respuestas celulares, en la producción de pequeñas moléculas utilizadas para señales celulares, y en la supervivencia misma de las células.

Los investigadores descubrieron que al activar el NF-κB en el hipotálamo de ratones causaba que envejeciesen más rápido, causando un declive en el nivel de una hormona asociada con la reproducción. Los ratones mostraron todos los indicadores de envejecimiento, como el adelgazamiento de la piel, una baja en la fuerza muscular, etc.

Pero al bloquear el NF-κB se produjo un efecto contrario, el proceso de envejecimiento se enlenteció, y aumentaron la expectativa de vida de los ratones.

Incluso inyectando la hormona llamada GnRH en una parte del hipotálamo como el ventrículo, protegió a los ratones de los problemas asociados al envegecimiento relacionados con la neurogénesis, es decir que lograron que ratones ancianos generasen nuevas neuronas en vez de perderlas. Ratones que recibieron esa inyección por un período prolongado vieron reducido su declive cognitivo relacionado con el envejecimiento.

Cai y sus colegas, publicaron sus conclusiones en Nature, y creen que estos descubrimientos tienen potencial para tratar enfermedades relacionadas con el envejecimiento, y que incluso se podría llegar a alargar la expectativa de vida.

Fuente: Gizmag

Artículos relacionados

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos