Escrito por

La razón evolutiva del efecto placebo

El placebo es un tratamiento que no es efectivo a través de su acción directa en el cuerpo, sino que trabaja por que tiene un efecto sobre las creencias del paciente.

Pero, si un paciente es capas de recuperarse sin ayuda externa, ¿por qué necesita confiar en algo externo? Como, por ejemplo, una pastilla falsa, que no tiene más que agua dentro.

Modelos matemáticos desarrollados por científicos de la Universidad de Bristol, Gran Bretaña, están aportando nuevos conocimientos sobre por qué existe el efecto placebo, sus raíces evolutivas, y tratan de descubrir una forma de predecir cuándo debería ocurrir.

efecto lacebo

Los científicos se preguntaban ¿por qué evolucionó el efecto placebo necesitando una creencia externa, en vez de haber desarrollado la habilidad de mejorar inmediatamente por su cuenta? Por ello construyeron modelos matemáticos del efecto placebo que examinan los costos y beneficios de una respuesta inmune cuando uno se enfrenta a un problema de salud.

El trabajo, publicado en Evolution and Human Behaviour, está basado en una idea propuesta por el psicólogo Nicholas Humphrey, quien propuso que así como puede ser beneficioso evitar que el sistema inmune funcione a toda máquina, debido a la incertidumbre de cómo estará el mundo alrededor (como por ejemplo si llega un período de hambruna), pistas que indiquen un cambio, pueden llevar a un nivel de respuesta inmune alterado.

Los modelos matemáticos llevan este argumento más lejos y demuestran que el efecto placebo es modulado por las expectativas del paciente. Estudios anteriores que medían la actividad cerebral, valiéndose de imágenes de resonancia magnética,  aportaron evidencia experimental que apoya estos modelos, al mostrar correlaciones entre el efecto placebo y regiones del cerebro relacionadas con la expectativa.

Los modelos muestran por qué cambios en el costo percibido de mejorar, el valor de estar bien, o los factores ambientales externos, pueden inducir un efecto placebo. Pete Trimmer, autor principal del artículo, dijo “el efecto placebo proviene de las expectativas de cuándo tomar acción. Esperar a por una píldora inútil para poder poner manos a la obra no es óptimo. Pero la sensibilidad general a las pistas es adaptativa, así que es lógico que un organismo haya evolucionado para mostrar un efecto placebo”.

Estos modelos matemáticos que han desarrollado permiten indica que bajo estrés, puede ser mejor que el sistema inmune funciona menos efectivamente. Sin embargo, el descubrimiento más importante de la investigación es que el tipo particular de creencia en el tratamiento puede llevar tanto a efectos positivos como a efectos negativos. La creencia de que el tratamiento va a curar, sin la necesidad de que el sistema inmune haga nada, puede llegar a tener efectos dañinos para la salud del paciente.

Con un marco teórico que ha asentado la base fundacional para comprender el efecto placebo, futuras investigaciones pueden aportar más conocimiento sobre cómo se podría invocar el efecto placebo y cómo se lo podría controlar en un ambiente clínico. Futuras investigaciones deberían enfocarse en el tipo de creencia que tiene el paciente sobre su tratamiento en vez de si el tratamiento es bueno o malo. Comprender a fondo el efecto placebo podría ayudar mucho a la práctica médica, y a salvar vidas.

Fuente: UBristol

Artículos recomendados