Escrito por Tendenzias

¿Los neandertales comían el contenido del estómago de sus presas?

Un estudio de dientes neandertales permite conocer al detalle algunos alimentos especiales que estos parientes nuestros comían hace unos 50 mil años.

image

En un artículo publicado en Quaternary Science Reviews, Laura Buck y Chris Stringer, proponen que las evidencias de plantas de raíces amargas descubiertas en dientes neandertales podrían apuntar a la práctica de comer el contenido del estómago de sus presas. Lo que se conoce como quimo.

Anteriores estudios sugerían que la presencia de plantas amargas y poco nutritivas como la aquilea y la manzanilla en dientes neandertales de hace 50 mil años, podría ser porque esta especie humana que se extinguió hace 30 mil años las utilizaban como plantas medicinales. Pero Buck y Stringer tienen una teoría diferente.

Para ellos podría ser el resultado de una costumbre que todavía se lleva a cabo en culturas actuales como los aborígenes de Australia, o los Inuit de Groenlandia, que ingieren el contenido del estómago de canguros y ciervos, respectivamente, como una delicia.

El explorador del Ártico Fridtjof Nansen, describió a los ciervos como gourmets, que comían los musgos y los pastos más finos. En climas duros, como el de Groenlandia, comer el contenido del estómago de las presas puede aportar nutrientes de plantas que de otra forma no podrían conseguir los humanos. Entre los Inuit, el contenido de un ciervo era una delicia, la mejor parte de la presa.

Buck y Stringer trazan un paralelo con estas costumbres, para sugerir que la placa de los dientes neandertales con restos de estas plantas extrañas, bien podría deberse a la costumbre de ingerir el contenido del estómago de sus presas.

Hasta hace pocos años, se creía que los neandertales sólo comían carne de animales grandes, algo que podría haber ayudado en su extinción. Pero evidencias provenientes del estudio de sus dientes, han aportado que comían otras cosas, como animales marinos y vegetales de todo tipo, incluso algunos que requerían una preparación compleja.

Según Laura Buck, el consumo de manzanilla y aquilea podría haber sido con fines medicinales o nutritivos, en diferentes momentos y lugares, pero sea cual sea la razón por la cual están presentes en sus dientes, queda claro que los neandertales tenían una dieta mucho más diversa de lo que se pensaba, y que tenían un muy buen conocimiento del medioambiente en el que se movían.

Fuente: NHM

Artículos recomendados

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos