Escrito por

Píldora que envía un SMS al médico desde nuestra panza

La gente suele ser muy desorganizada, olvidadiza e impredecible a la hora de tomar sus medicinas, algo de suma importancia cuando se trata de enfermedades crónicas. Así que para ayudar a los distraídos ha llegado la píldora Proteus, que contiene un sensor que puede enviar un mensaje a nuestro teléfono celular o incluso twittear, para que no nos olvidemos de tomar la siguiente medicina.

image

Proteus, como el nombre de aquella nave que realizó el viaje fantástico por dentro del cuerpo humano en la famosa película Viaje fantástico (Fantastic Voyage) de 1966, con una remake de 1987. Esta píldora contiene minúsculas cantidades de cobre y magnecio, que sirven para darle electricidad, como cuando fabricamos una batería con una papa.

Esa electricidad es suficiente para que la píldora en el estómago, se comunique con un pequeño parche que el paciente tiene en su panza, que también lleva un control de los signos vitales, movimiento y sueño del paciente.

Es ese parche el que envía la información a una aplicación y a una nube de datos, que puede ser leída en un teléfono, una tablet o en una PC. También puede enviar alertas a la familia, cuidadores o médicos, para indicar que la píldora ha sido tragada.

Esto es realmente interesante para la medicina, ya que pueden llevar un control de en qué momento el paciente toma la medicación, y también de cuándo se la ha saltado. La aplicación también podrá seguir los efectos de la droga, si fue prescrita en la dosis correcta, etc. a tecnología está siendo testeada por Lloyds Pharmacy, en Gran Bretaña.

Si todas las píldoras tuviesen un sistema como ese, entonces el médico podría saber perfectamente si su paciente está tomando la medicación correcta, si la toma en tiempo, en la hora que corresponde, etc. Ocurren muchos errores porque la gente compra la medicación equivocada, o se olvida de tomarla, o la toma a horas que son contraproducentes.

Los errores ocurren, y muy a menudo. A veces porque el médico se equivocó en la prescripción, otras porque en la farmacia no se le entendía la letra y se equivocó el farmacéutico, y otras el mismo paciente es el culpable. Con un sistema como este, saltaría de inmediato si no están tomado lo que corresponde. Eso si hay alguien capacitado que siga los mensajes, por supuesto.

Los medicamentos está diseñados para hacernos bien, para curarnos, para que vivamos mejor, y más, pero si se toman de forma incorrecta, pueden causar daños irreparables.

Fuente: BBC

Artículos relacionados