Escrito por Tendenzias

¿Por qué se le va el gas a las gaseosas?

Uno se puede sorprender cómo una simple pregunta como esta, nos puede hacer aprender mucho sobre la física y la química. Lo que más nos gusta de las gaseosas es que tienen gas, sin duda, esa efervescencia que producen, el cosquilleo en la lengua y en el paladar. Así que generalmente una gaseosa que ha perdido el gas, carece de toda gracia, y allí es que nos preguntamos ¿Por qué pierden el gas las gaseosas?

gas y gaseosa

¿Por qué pierden el gas las gaseosas?

Empecemos por preguntarnos ¿qué es una gaseosa? Es lo que se llama agua carbonatada, es decir agua a la que se le agrega acido carbónico y dióxido de carbono (CO2) a presión. El dióxido de carbono es tristemente famoso por su papel en el Calentamiento Global, ya que es un gas de efecto invernadero, pero no es malvado por sí sólo, nosotros somos los culpables de liberarlo en demasía a la atmósfera con nuestras fábricas y transportes. Pero volvamos a la gaseosa.

El líquido de la gaseosa se mezcla con este gas y se mete a presión dentro de los envases, que son cerrados para que no pierdan esa presión, que es la responsable de mantener al gas disuelto dentro del líquido. Sólo cuando esa presión cambia el gas es liberado de su líquido captor, y esto sucede cuando abrimos la tapa del envase.

El CO2 es bastante rebelde por lo que tiende a liberarse del líquido, por más que la presión no cambie. Esto sucede a temperatura ambiente, y más todavía si la temperatura aumenta. Sólo con el frío se logra que vuelva a disolverse dentro del líquido. De ahí el consejo de mantener bien fría la gaseosa para que no pierda el gas.

gaseosa agitada Al agitar una gaseosa, como por ejemplo cuando se nos cae, o simplemente si uno la mueve demasiado, el CO2 nuevamente intentará liberarse de su captor, ya que el movimiento hace que las moléculas del gas, una de carbono y dos de oxígeno, se unan entre sí, y a la vez con las del aire (oxígeno), y así es que se congregan formando burbujas, lo que les da la posibilidad de liberarse del líquido más rápido.

Cuando esto ocurre sin golpes, caídas, y demás, es decir cuando simplemente servimos la gaseosa en un vaso, es normal, y es lo que se llama efervescencia. Que es simplemente la liberación en forma de burbujas del gas que antes estaba disuelto dentro del líquido.

Ahora, ¿qué pasa si una gaseosa cerrada se ha caído al suelo, o fue fuertemente agitada? ¿Pierde todo el gas? No.

Si se la deja en reposo un largo rato, y dentro de la heladera, es decir con frío, el gas volverá a ser capturado por el líquido, ya que el ácido carbónico del que hablábamos al principio funciona como un captor, lo atrae hacia el agua.

Decíamos que lo que hace tan atractiva a una gaseosa, lo que la hace tan rica es justamente el gas, por lo que cuanto más tenga, más rica. En ello tiene mucho que ver el envase. Quienes hemos llegado a vivir en el siglo pasado, hemos visto mucho los envases de vidrio, hoy en día casi no existen, suelen ser todos de plástico. En envase de vidrio la gaseosa es más rica, ¿por qué?

Porque el vidrio mantiene mejor el gas, al ser un material poco poroso el gas no puede escapar, y tampoco tiene superficie por la cual hacer fricción y generar burbujas. Por el contrario, las botellas de plástico (PET) sí son porosas, lo que lleva a que pierdan más gas.

Todos los envases pierden gas, y lo hacen más por el envase en sí que por la tapa, como suele pensar la gente por lo general. Si el envase es expuesto a altas temperaturas, el gas se perderá más rápido todavía, ya que fomenta la liberación del CO2 del líquido.

image Nos queda resolver qué hacer una vez que hemos abierto la gaseosa, ¿por qué allí el gas se va mucho más rápido que si la teníamos cerrada?

Ese característico pssst que hacen las gaseosas cuando las abrimos no es porque haya perdido el gas presente en el líquido, sino que el que escapa es un poco de CO2 de exceso que es bombeado para que haga presión sobre el que está dentro del líquido.

Al abrir la botella ese gas de exceso es liberado para siempre, no vuelve al líquido ya. Para poder recuperar esa presión, de nada sirve bombear aire, ya que el aire tiene mayoría de oxígeno y nitrógeno, y el que necesitamos es dióxido de carbono.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Un buen sommelier de gaseosa entonces debe tener en cuenta que para que no pierda el gas no deberá agitarla, tendrá que mantenerla bien fría.

Una vez abierta, el frío no debe faltar, sino el gas se saldrá más fácilmente del líquido, porque ya no cuenta con la presión del gas extra que tenía antes, no tiene mucho que ver si hay más o menos espacio vacío dentro de la botella, ya que la razón por la cual el gas se va tan rápido una vez abierta es por que cada vez que manipulamos el envase para beber, estamos liberando gas que no se recuperará.

Fuentes

  • http://www.science-house.org/CO2/activities/co2/soda.html
  • http://www.slate.com/id/2223475/
  • http://www.stevespanglerscience.com/experiment/00000103

Tendenzias.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos