Escrito por

Promesas de Año Nuevo

Primeros días del año, y uno ya empieza a pensar en las resoluciones para el año que comienza, o tal vez ya empecemos a quebrarlas. La tradición de hacer promesas en el primer día del año es una costumbre que heredamos de los antiguos romanos.

Jano, año nuevo

Era costumbre entre los oficiales de rango superior romano el realizar un juramento de lealtad a la república el primero de enero. Se solía realizar una ceremonia importante para la ocasión, en la que las legiones romanas desfilaban por Roma. Era un evento que servía para renovar los vínculos entre los ciudadanos romanos, el estado y los dioses, ya que también se realizaban los sacrificios rituales.

Enero toma su nombre del dios romano Jano, el dios del principio y del final, el dios de las dos caras, una mirando al pasado y la otra al futuro. La mayoría de los ciudadanos reflexionaban sobre el pasado año, y hacían promesas para el año entrante. Intercambiaban frutas y miel, y se otorgaban bendiciones. La mayoría de los puestos públicos sólo trabajaba medio día, para que pudiesen participar de las festividades.

Artículos relacionados

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos