Escrito por

Telescopios computarizados

Si bien la parte más importante del telescopio es su óptica, la tecnología puede ser de gran ayuda para el observador. ¿Cuáles son las opciones que ofrecen los fabricantes?

Los bueno y lo malo

A veces, el telescopio puede ser un instrumento bastante tedioso de manejar, especialmente durante largas horas de observación, o cuando se intentan obtener fotografías del espacio.

La tecnología y la informática pueden ser de gran ayuda en este campo. Permiten ahorrar tiempo de búsqueda, hacer seguimientos de objetos para la astrofotografía y, francamente, suponen un cambio radical para la comodidad del observador.

En el lado negativo, invertir en estos lujos supone destinar menos presupuesto a la calidad óptica del telescopio. Un modelo computarizado puede costar lo mismo, o más, que un gran telescopio dobsoniano (probablemente, el tipo de telescopio más incómodo y económico).

Por otro lado, un telescopio computarizado hace gran parte del trabajo del observador, en especial los últimos modelos con GPS. Esto puede ser tan malo como bueno. A veces puede resultar una buena idea, para el principiante, optar por los modelos manuales que obligan necesariamente a aprender los conceptos relativos a la observación celeste.

Dicho esto, no tiene ningún sentido negar las ventajas que ofrecen los telescopios computarizados. Como admiradores de la ciencia, sería raro encontrar un observador incapaz de asumir que la tecnología moderna es una herramienta de gran utilidad.

Telescopios motorizados

Una de las opciones tecnológicas más básicas y útiles para los telescopios es la inclusión de uno o dos motores en los ejes de la montura.

Estos motores mueven el telescopio al mismo tiempo que la rotación terrestre, permitiendo el seguimiento automático de los objetos celestes, también llamado autotracking.

Para esto, sigue siendo necesaria la intervención del observador que, como siempre, debe poner en estación al telescopio de montura ecuatorial y encontrar manualmente el objeto de observación.

Telescopios con computadora (GoTo)

Los sistemas GoTo son bases de datos programadas con mucha información que, tras la orden del usuario, permiten el movimiento automático del telescopio, ya sea para encontrar un objeto como para seguirlo.

Existen diferentes sistemas según la marca y el modelo, que van desde miles a decenas de miles de objetos disponibles para buscar, muchos de ellos incluyen hasta información detallada de los objetos más importantes del cielo.

En estos casos, la computadora encuentra y sigue el objeto de observación automáticamente, sin embargo, el usuario debe alinear previamente el telescopio. Con la ayuda del sistema, la (muchas veces, tediosa) puesta en estación se convierte en una operación mucho más sencilla y bastante más precisa.

Telescopios con GPS

No es broma, las mejores marcas de telescopios comenzaron a fabricar series que incluyen GPS.

Con este sistema, el observador ya no se tiene que preocupar ni de la latitud en donde está, ni de la puesta en estación y las coordenadas celestes… en fin, no se tiene que preocupar de nada.

El GPS obtiene todos los datos y automáticamente los transmite a la computadora del telescopio, que se encarga de toda la configuración para buscar, encontrar y seguir los objetos celestes.

Incluso si el modelo de telescopio no incluye de fábrica un GPS, pero sí una computadora con un puerto de entrada, existen formas de adaptar ciertos tipos de GPS para que transmita la información necesaria al sistema del telescopio.

Telescopios controlados desde otra computadora

Muchos modelos computarizados permiten manejar remotamente el telescopio a través de la interface ASCOM en una computadora personal.

Esto supone una interesante opción, más allá de que el telescopio disponga de una buena base de datos, porque permite al usuario considerar abarcativamente las opciones de observación, a través de distintos softwares que muestran los mapas celestes.

Entre los programas más populares y recomendables para esto se encuentra el Stellarium, de distribución gratuita. Instalando el StellariumScope en la computadora, y los drivers del telescopio correspondiente, será posible manejarlo remotamente desde la PC, o incluso desde un smartphone.

Como complemento, al mismo tiempo que se controla remotamente al telescopio de esta forma, la misma computadora puede utilizarse para recibir también la imagen que obtiene el telescopio a través de una webcam o cámara adaptada al ocular del telescopio, conectada a la PC con un cable USB o de video.

Algunos artículos que pueden interesarte sobre la observación del cielo:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos