Escrito por

Vaporizar una persona requiere 2,99 gigajulios de energía

La energía no es gratis, y tampoco es tan sencillo almacenarla en grandes cantidades, algo que la cultura popular tiende a olvidar cuando inventa armas de rayos que vaporizan personas. Para vaporizar algo que está hecho principalmente de agua, se necesitan cantidades descomunales de energía, hay que separar todos esos átomos de hidrógeno y oxígeno del agua (H2O). Nuestro cuerpo está compuesto en un 65 por ciento de agua. Así que está difícil la creación de una pistola vaporizadora, veamos por qué.

image

A un grupo de investigadores de la Universidad de Leicester se les ocurrió investigar cuánto se requeriría para la vaporización complete del cuerpo humano. No es algo ridículo, ya que desde los años 50, se vienen imaginando a los marcianos con pistolas vaporizadoras. Recordemos los míticos phasers de Star Trek, la serie original, que podían desintegrar a una persona por completo.

image Pero, ¿qué significa vaporizar a alguien? ¿Implica romper todos los enlaces químicos en una sustancia (como nuestro cuerpo? ¿O implica la energía necesaria para volver una sustancia sólida en una gaseosa, como por ejemplo el agua en vapor? Sea lo que sea, el objetivo del disparo de un vaporizador, destruiría a su objetivo.

La vaporización verdadera sería la separación completa de todos los átomos dentro de una molécula de agua. Es decir, la estructura simple que contiene dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno unidos. Se necesita mucha energía para romper esos vínculos. Con 460 kilojulios de energía recién podríamos romper una única molécula, energía equivalente a un auto yendo a más de 100 kilómetros por hora.

Pero el cuerpo humano es un poco más complicado que un vaso de agua a la hora de vaporizarlo. Pero es posible volver a un humano en una sopa atómica, romper todos sus enlaces atómicos. Según los científicos ingleses del estudio publicado en Journal of Interdisciplinary Science Topics, se requeriría un rayo de la muerte de 2,99 gigajulios para vaporizar una persona, suficiente también para derretir unos 2200 kilos de acero, o para simular un rayo en plena tormenta eléctrica.

Pero conseguir semejante cantidad de energía, y reducirla a una batería que entre en una pistola, sería algo imposible, al menos en la actualidad. Mejor probar con el otro sistema, es decir volverlo realmente vapor, gas, en vez de romper todos sus enlaces atómicos.

Volver toda el agua del cuerpo de una persona en gas, nos dejaría casi en huesos, ya que entre el 65 y el 70 por ciento de nuestro cuerpo es agua, la cual está principalmente dentro de las células. Lo que tendría que hacer esta pistola vaporizadora es hervir el agua de una persona, primero, y luego volverla vapor. Es decir, que debe disparar calor suficiente como hasta que hierva.

Una persona promedio tendrá unos 56 litros de agua para hervir. Para poder llevar esa cantidad de agua de los 36 grados típicos de la temperatura corporal, a los 100 necesarios para hervirla, requeriría 15 millones de julios. Pero todavía tenemos que vaporizarlo, lo que requerirá unos 127 millones de julios extra. Un total de 142 millones de julios de energía.

Para que se den una idea, esto sólo se podría lograr con más de 70 de los láseres más potentes del mundo actual. Un poco lejos de la pistola vaporizadora… Habrá que esperar más avances tecnológicos.

Fuente: Scientific American

Artículos relacionados