Escrito por

¿Qué cremas usar a partir de los 30?

El paso del tiempo es algo que no podemos evitar, como es obvio, pero que se nos note ¡sí lo podemos evitar! Lo bueno es saber cómo, y hoy os vamos a enseñar unas cuantas cremas para aconsejaros para que uséis cuando penséis que se os empiezan a notar pequeñas arrugas o las típicas odiosas patas de gallo, ¿te interesa? Sigue leyendo.

Qué productos usar

 En primer lugar hay que decir que no todas tenemos la misma piel, ni el mismo tipo de castigo a ésta, ya que no todas nos hemos expuesto al Sol de la misma forma, o hay mujeres que fuman y otras que no, algo, que por cierto, ayuda a la apriciín de arrigas, ya que envejece la piel más rápidamente.

Al margen de esto, toda treintañera debe tener:

  • Un desmaquillante o crema limpiadora, da igual si es en leche o gel, pero hay que usarlo todos los días, ya que el maquillaje reseca mucho nuestras caras, sobre todo el contorno de ojos, donde más arrugas aparecen.
  • Un tónico para ayudar a cerrar los poros después de haberte limpiado bien la cara con el desmaquillante. Es importante porque aporta luminosidad a tu rostro, lo que hace que parezca más joven.
  • Crema hidratante de día. Personalemente, este es el producto que todas, da igual la edad deberíamos tener en el cuarto de baño.
  • Crema nutritiva de noche. Este tipo de producto para por la noche es muy recomendable ya que toda la acción la hacer mientras duermes.
  • Contorno de ojos para hidratar esta zona, la más delicada según avanzamos en edad.

Tratamientos según el tipo de piel

Hay que tener en cuenta que según el tipo de piel y nuestras necesidades cutáneas, podemos utilizar otros productos. Por ejemplo, las pieles grasas suelen tener menos arrugas que las secas, pero a cambio tienen que controlar los brillos, liberar los poros de impurezas y combatir el tono apagado. Para controlar los brillos que aparecen a lo largo del día, lo mejor es utilizar un serum matificante debajo de la hidratante. Para eliminar las impurezas hay que usar un exfoliante una vez a la semana y, no olvidarse de realizarse una limpieza de cutis dos veces al año. Para combatir el tono aparagado, recurriremos a cremas nocturnas regenerantes con vitaminas para retrasar el envejecimiento de la piel y la llenar de energía y vitaminas.

Las pieles secas, a partir de los 30, sufren más la aparición de las primeras arrugas y también algo de pérdida de firmeza. Estos problemas conviene tratarlos por la noche, que es cuando la piel está más receptiva. También se debe usar un exfoliante, aunque ha de ser suave para no irritar la piel. Y por último, si tenemos manchas oscuras en la piel, seguramente sean por culpa de el Sol. Podemos acudir al dermatólogo si son muchas o muy grandes, él nos recomendará alguna loción o tratamientos con láser. Si son pocas y recientes, podemos tratarlas con el suero antimanchas. Pero es mejor prevenir que curar, así que al exponerte al Sol ponte crema de protección alta.

¡Sigue estos consejos y cuéntanoslo todo!