Escrito por

¿Cómo ser feliz en el trabajo?

Tener un trabajo en el que disfrutemos es básico para alcanzar la felicidad. Nos proporciona una base y estabilidad económica y nos permite tener esperanzas, ilusiones y objetivos profesionales de cara al futuro. Ahora, bien es cierto que, a veces, ser feliz en el trabajo no es fácil. Quizá con estos consejos podamos ayudarte.

trabajando feliz

La primera elección

El propio trabajo. Es cierto, los tiempos que corren nos obligan a veces a aceptar trabajos que, en otras circunstancias, no habríamos aceptado. En este caso nosotros no sabemos la situación personal ni las necesidades de cada uno de vosotros pero, en cualquier caso, hay que valorar muy bien los pros y los contras de aceptar ciertos trabajos. Puede que la falta de paciencia o la precipitación te cierre las puertas a buenas oportunidades de futuro.

Tu hogar en el trabajo

lugar de trabajo
Para estar a gusto y sentirte como en casa en el trabajo es necesario que tu espacio sea lo más confortable y familiar posible. Esto depende en gran medida de tu puesto de trabajo y de las normas internas de la empresa, pero siempre hay un margen para hacer más cómodo nuestro espacio de trabajo. Por ejemplo, ¿no tiene un camionero su camión adaptado para ser lo más confortable posible? ¿No puedes tener en la mesa de tu oficina fotos de tu chica?

Conecta con la empresa

Para ser feliz y rendir en una empresa es necesario establecer un vínculo, en cierto modo, emocional con ella. Saber cuáles son los objetivos de la empresa y estar seguros de que encajan con nuestros objetivos profesionales. También se trata de conectar con la empresa a nivel humano. Demuestra ser proactivo, relaciónate con los compañeros y jefes, propón ideas, préstate voluntario.

Optimismo

El optimismo ayuda a tener más claros los objetivos y levantarse cada mañana con la ilusión y la seguridad de poder conseguirlos. Las personas optimistas contagian al resto de la empresa, demuestran que todo, o casi todo, es posible y ayudan a superar los fracasos con fuerzas renovadas para volver a levantarse.

Huir de las personas tóxicas

evitar personas toxicas
Muchas veces las personas tóxicas se van adueñando de nuestra vida laboral casi sin darnos cuenta. El pesimista pesado, el jefe borde y déspota, el chivato cizañero, el pelota que haría cualquier cosa por ascender, etc. Aunque suene mal decirlo, estamos rodeados de personas así, y son muy tóxicos. No permitas que ninguno de ellos tenga jamás un papel importante dentro de tus preocupaciones.

Organiza y optimiza tu tiempo

Si tienes una buena planificación, acorde con los objetivos de la empresa, y te organizas de tal forma que cumplas los plazos y optimices tu trabajo, serás mucho más feliz. Mejorarás tu rendimiento laboral y evitarás los típicos problemas que te puede dar una mala organización (olvidos, precipitación, trabajos a medio acabar, etc).

Descansa lo suficiente

descansando
Dormir un mínimo de 6 horas es básico para que el cuerpo descanse lo suficiente y podamos estar al 100% para afrontar una nueva jornada laboral con energía y optimismo. Ir a trabajar cansado o medio dormido nos impide rendir correctamente y hace la jornada laboral insoportable.

Recuerda, no todo es trabajo

Hay que saber desconectar. El trabajo ocupa una parte importante en nuestras vidas, sí, pero también el ocio, la familia, los amigos o incluso esos pequeños momentos que tenemos para nosotros mismos. Saber mantener un equilibrio entre todos los aspectos importantes de la vida es clave para ser feliz. Así que recuerda, el trabajo es básico para salir adelante en la vida, pero la vida es mucho más que trabajar.