Cuál es el mejor tratamiento para el herpes labial

Durante un brote es posible que surjan múltiples parches de herpes labial, una enfermedad muy común causado por el virus herpes simplex, que se caracteriza por causar ampollas rojas llenas de líquido, sobre todo cerca de la boca o en otras zonas del rostro. En casos raros también es posible que surjan úlceras en la […]

Durante un brote es posible que surjan múltiples parches de herpes labial, una enfermedad muy común causado por el virus herpes simplex, que se caracteriza por causar ampollas rojas llenas de líquido, sobre todo cerca de la boca o en otras zonas del rostro. En casos raros también es posible que surjan úlceras en la nariz, en el interior de la boca o en los dedos, pero no es lo habitual. Si lo sufres habitualmente, ¿sabes cómo tratarlo, y cuál puede ser el tratamiento más útil?.

Tratamiento para el herpes labial

¿Qué es el herpes labial?

Bajo el nombre de herpes labial nos encontramos ante una afección causada por un virus común, conocido con el nombre de herpes simplex (concretamente el virus del herpes simple tipo 1 o HSV-1), mientras que el virus del herpes simple tipo 2 (o HSV-2) generalmente causa herpes genital.

Respecto al virus del herpes simple tipo 1, se transmite fácilmente de persona a persona a través del contacto directo cercano, como por ejemplo besarse o utilizar utensilios de higiene o alimentación comunes. Incluso aunque las llagas no sean visibles, son igualmente contagiosas. No obstante, suele ser aún más contagioso cuando es visible, aunque igualmente puede extenderse fácilmente cuando no se puede ver.

De esta forma, el contagio puede producirse al entrar en contacto con personas infectadas: al besarse, al compartir alimentos, al compartir vasos, tenedores o cucharas… e incluso al compartir cosméticos.

Se trata de un virus que no tiene cura, lo que significa que puede causar brotes a lo largo de toda la vida, especialmente cuando el sistema inmunológico es débil, sobre todo durante una determinada enfermedad o en momentos de estrés y ansiedad. Es decir, el virus permanece latente en el cuerpo (concretamente en los nervios de la cara), de maner que cuando el virus se reactiva vuelven a aparecer nuevas llagas.

¿Qué síntomas produce?

Es común que, días antes de que se desarrolle el herpes labial (esto es, que se torne visible), es posible notar una sensación de hormigueo o de ardor en la zona de los labios o de la cara. Y, efectivamente, este es el mejor momento para comenzar con el tratamiento, ya que aplicado de forma temprana, es posible controlarlo antes de que la llaga y el típico parche aparezca.

Síntomas del herpes labial

No obstante, una vez se forma la llaga, aparece una ampolla roja lleva de líquido, dolorosa y sensible al tacto. También pueden surgir otros síntomas durante un brote, como por ejemplo: fiebre, dolores musculares y ganglios linfáticos inflamados.

El herpes labial permanecerá durante un período de aproximadamente dos semanas, siendo contagioso hasta el momento en el que se forma la costra. De hecho, cuando aún la llaga o ampolla no es visible sí puede ser contagioso. No obstante, la primera vez que se contrae el virus, es probable que el herpes labial no aparezca hasta 20 días después aproximadamente.

¿Cómo se trata?

Aunque no existe cura una vez se contrae el virus del herpes simple, el mejor momento para tratarlo es tan pronto se comiencen a sentir los primeros síntomas, como el hormigueo o picazón alrededor de la boca, lo que puede ocurrir unos días antes de que aparezcan las ampollas o llagas.

A continuación te hablamos sobre algunos de los tratamientos más útiles y efectivos:

Antivirales (recetados)

Es posible que tu médico te recete algún medicamento antiviral, útil para el tratamiento del herpes labial, especialmente para reducir la duración de un brote agudo o de prevenir nuevos brotes.

Tratamientos útiles para el herpes labial

Lisina

La lisina es un aminoácido, especialmente útil a prevenir que el virus del herpes simple se torne más activo. De hecho, como demostró un estudio llevado a cabo en el año 1987, puede ayudar a reducir la cantidad de brotes del virus, así como la gravedad de sus síntomas y reducir el tiempo de curación.

Propóleo

El propóleo es un material natural de resina que las abejas recolectan, y utilizan en sus colmenas con el fin de sellar las grietas. Es especialmente rico en antioxidantes, y puede contener propiedades antivirales, pudiendo evitar que el virus del herpes simple se replique.

Zinc

El óxido de zinc también parece convertirse en una opción útil a la hora de acortar la duración de los brotes del herpes labial. Y, además, es capaz de reducir la formación de ampollas, dolor, hormigueo y picazón.

Cuál es el mejor tratamiento para el herpes labial
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar