Escrito por

El tatuaje y las aficiones: los bolos

aficion-bolos
Como ya hemos explicado en alguna ocasión en tendenzias.com la elección del tatuaje suele responder a motivos y causas tremendamente personales, relacionados con la personalidad, el carácter, los valores e incluso, las carencias de quien se tatúa. Para algunos son importantes sus mascotas, para otros resulta interesante el simbolismo reflejado por una flor, por un árbol, por el sol, por la luna. Hay miles de objetos, de paisajes y de tatuajes que nos pueden definir y representar. Otros, como éste que hoy observamos, conceden especial importancia a sus hobbies o aficiones hasta el punto de querer llevar grabado en su piel un motivo que les haga referencia.

En este caso, vemos aquí un interesantísimo y muy gracioso tatuaje marcado por la afición a los bolos. Ubicado en la espalda, el tatuaje ocupa prácticamente toda la parte central y la zona de las lumbares. En la composición destaca la esbelta dama, suponemos que vikinga por el detalle del casco y las trenzas, acompañada de un tridente, una minifalda cinturón y, por supuesto, la bola empleada para derribar los bolos o pines.

Un poco más abajo, ya en la zona de las lumbares, se puede apreciar una divertidísima versión de la evolución humana, según la cual desde el hombre primitivo hasta lo que parece un monje (quizás, se relacione con la teoría que establece el origen de los bolos en los monasterios alemanes) han seguido de forma natural una línea evolutiva marcada por llevar un bolo entre sus manos. Esto es así para el tatuado. La vida lleva de forma natural a los bolos y los niños ya no vienen con un pan debajo del brazo, ¡sino con una bola de bowling y unos cuantos bolos!

Sinceramente, genial.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos