Escrito por

Seducción extra por el San Valentín

Juguémonos nuestra carta de seducción para este San Valentín. Es muy simple y estaremos irresistibles en tan sólo cinco pasos. Peinado, glamour, mirada intensa, sonrisa radiante y un par de trucos más es todo lo que necesitamos para seducir y sorprender este 14 de febrero.

Mirada intensa: Se trata de encontrar el punto medio, una mirada que no sea ni demasiado tímida ni demasiado atrevida. Conviene elegir una máscara alargadora de pestañas y, en lo posible, mejor gris, marrón, violeta o azul petróleo. Si se puede, es mejor utlizar una fórmula espesa para realzar el color. Eso sí, tenemos que cuidar que el resto del maquillaje vaya de acuerdo al color que hayamos elegido para los ojos. Para que la mirada luzca más intensa y chispeante no debemos olvidar de delinearlos. Una línea interna y otra externa al costado del borde de ambos ojos. No olvidemos llevar el set de maquillaje en el bolso así podremos hacer algún retoque durante la jornada o en caso de tener un cita imprevista.

Boca seductora: Este es el punto al que hay que prestarle más atención. Es conveniente aplicar el nuevo 2 en 1, que puede hallarse en casi todas las grandes marcas, y que permite aplicar el delineador labial que remarcará y dará un toque de luz a nuestra boca. ¿Y el lápiz labial? Si tenemos labios pequeños es mejor olvidarse de él porque no logrará un buen efecto, a menos que se trate de una experta en maquillaje. Asimismo, no olvidemos incluírlo en el set que llevemos en nuestro bolso. Recordemos que las que seducen son las bocas carnosas, brillantes pero no pegajosas ni con sabor azucarado.

Manos perfectas: Dos miembros de nuestro cuerpo que tienen verdadero impacto sobre nuestro poder de seducción. ¡Las manos “hablan” ! Por eso hoy deben verse, especialmente, perfectas. Lo mismo vale para nuestras uñas. Como ya casi no nos da el tiempo para pasarnos horas en la manicura ¿qué haremos? Bien, optemos por las uñas cortas, bien limadas, sin cutículas, algo que podemos hacerlo nosotras mismas y lucirán mejor. Le aplicamos un brillo transparente o un rojo glamoroso. Para suavizarlas nos ponemos alguna crema para manos que tengamos en casa. En el momento de aplicar la crema, insistamos sobre las uñas ya que estas cremas ayudan a nutrirlas.

Senos bien marcados: Tengamos la talla que tengamos, tenemos que aceptarlos así (poco busto o mucho) y, según cada caso, sacar el mejor provecho de ellos. Es fundamental, no encogerse de hombros, estar lo más derechas posible así lograremos que se realzen bien y, de paso, le hacemos un favor a nuestra columna vertebral. Si nos encorvamos, el busto se esconde. Elegimos la ropa que vemos que ayudarán a resaltarlos más. Es imprescindible usar un buen sujetador que coopere a levantarlos y a mostrarlos firmes. Antes de salir, no debemos olvidarnos de colocar una gota de perfume justo en el nacimiento de los senos. Aumentará nuestro poder de seduccción.

Piernas tersas: En primer lugar, dejemos de acomplejarnos si no tenemos las piernas más bellas del mundo. Lo que sí es importante es el aspecto de la piel. Debe estar suave y sin vellos. Si nos depilamos en casa, luego de la depilación apliquemos una crema, loción o leche humectante para otorgar mayor suavidad. Si pertenecemos al grupo de mujeres a las que nos gusta que nuestras piernas no se vean tan blancas, podemos aplicar alguna crema bronzeadora para darles un toque de color más dorado.

Cinco pequeños artilugios fáciles de hacerlos en casa para deslumbrar esta noche de San Valentín.

Imagen 1: Aleeks Santander

Imagen 2: fentrena

Imagen 3: Adriano Abate

Vía | Femme Actuelle

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos