Construcción e instalaciones de un alojamiento rural

El turismo sostenible, cuyo objetivo principal es cuidar el medioambiente, es una forma de gestionar los recursos naturales de manera que sean aprovechados minimizando el impacto negativo hacia la naturaleza. Dentro del turismo sostenible, el turismo rural es un claro exponente de una actividad turística que tiene la menor cantidad posible de consecuencias negativas en el medioambiente. Este tipo de viaje se realiza en pequeñas comunidades alejadas de las grandes ciudades y busca cuidar el entorno natural mediante la toma de conciencia de la importancia de la biodiversidad. El turismo rural protege al ecosistema y utiliza los recursos naturales responsablemente. ¿Cómo construir una casa rural sostenible?

Construcción de la casa

Por lo general, el alojamiento del turismo rural está gestionado por familias que buscan aprovechar mejor sus espacios naturales, beneficiándose de un tipo de turismo que genera ganancias y protege al medioambiente. La construcción de la casa rural debe diseñarse de acuerdo con la arquitectura bioclimática. La arquitectura bioclimática diseña espacios que aprovechan al máximo las condiciones climáticas de la región para evitar el derroche de los recursos naturales. Su objetivo es reducir el uso de energía aprovechando el sol, el agua de lluvia, la vegetación y el viento para recudir el impacto en la naturaleza. Los materiales de construcción también deben ser reciclados y reutilizados.

Instalaciones de la casa

La moderación en el uso de los recursos naturales y la reducción del consumo son factores primordiales para el turismo rural.

Agua

El agua debe distribuirse a toda la casa mediante una bomba de agua para conseguir unos buenos resultados. Además, tener una bomba sumergible será de gran utilidad para extraer, por ejemplo, el agua de un estanque, o en caso de inundaciones.

Luz

Los paneles solares instalados en el techo de la vivienda aprovecharán al máximo la luz solar para convertirla en energía. La arquitectura bioclimática ayudará a determinar el lugar para instalar los paneles de manera que se distribuya la energía estratégicamente.

Calefacción

El sistema de calefacción adecuado para una casa rural dependerá de las necesidades de cada vivienda. Los sistemas de calefacción más eficientes para un alojamiento rural son los siguientes:

  • Losa radiante
  • Estufa de biomasa
  • Calderas de gasificación de leñas
  • Calefacción geotérmica

Antes de elegir un sistema de calefacción es necesario considerar el aislamiento, que permite grandes ahorros energéticos ya que se necesitará menos energía para calefaccionar la vivienda. El material aislante se coloca en las paredes impidiendo que el aire se mueva. Por lo tanto, durante el verano no ingresará calor y durante el invierno no entrará frío.

El turismo rural forma parte del turismo sostenible que tiene por objetivo principal cuidar el medioambiente. El uso responsable y el aprovechamiento de los recursos naturales reducen el impacto negativo en la naturaleza. En el caso del alojamiento rural, la construcción de la casa debe tener un diseño arquitectónico bioclimático; las instalaciones, principalmente el agua, la luz y la calefacción, deben adecuarse al desarrollo sustentable. Invertir en una casa rural es cuidar nuestro planeta.

También te puede interesar