El Gran Pantanal, el humedal más grande del mundo, amenazado con desaparecer.

El humedal más grande del planeta, el Gran Pantanal, que los conquistadores españoles llamaron Laguna de Jarayes, está en peligro. La deforestación causada por la ganadería, la agricultura y la tala de árboles está amenazando la mayor concentración de fauna de todas las Américas y la vegetación local.

Más de 3.500 especies vegetales conocidas, entre ellas la mayor diversidad de flora acuática concentrada en lugar alguno del planeta, crecen en el pantanal. La diversidad ornitológica es también importante, con unas 650 especies de aves tropicales, muchas de ellas endémicas. Entre los grandes animales que habitan la región se cuentan el yaguareté (Panthera onca), el carpincho (Hydrochoerus hydrochaeris) y el tapir del llano (Tapirus terrestris).

El área también es una etapa importante en las rutas de las aves migrantes de otras partes del mundo, y este aumenta el número de las especies que el área protege. El resultado es una de las más diversas comunidades de aves en el planeta. Aunque sea especie en peligro de extinción, todavía se puede ver aquí el guacamayo hyacinthine (Anodorhynchus hyacinthinus), que es un miembro grande de la familia parrota. Además, se puede ver muchas de las otras noventa y cinco especies de mamíferos de la zona.

Es tal la diversidad de fauna y flora existente, que los científicos les han dado el nombre de Arca de Noé por estas características y la ONU ha declarado de Patrimonio Universal una zona de Gran Pantanal por su exhuberante flora y fauna , única en el mundo.

Según las organizaciónes ecológicas hay varias causas que están amenzando al Gran Pantanal entre las que se destacan la deforestación en las zonas linderas, lo que provoca que los pequeños ríos y arroyos que desembocan en el gran río Paraguay se vean afectados en su caudal y disminuyan su alimentación al proveedor de agua del Gran Pantanal.

También la ganadería contribuye al deterioro de la zona siendo el ganado vacuno el más destructivo.
La agricultura intensiva, y la utilización de fertilizantes e insecticidas envía sus residuos tóxicos al Gran Pantanal y ataca su fauna y flora, al ingresar al circuito de agua vía por la cual los animales toman contacto con los mismos.
La quema de 2.500 toneladas de árboles por día para la obtención de carbón, es un enemigo del mayor ecosistema del planeta, que según los científicos de continuar con esta situación se podría provocar la extinción de la vegetación del lugar en 45 años.

Realmente una situación preocupante para la América del Sur, considerando además que en el Gran Pantanal se encuentran las mayores fuentes de agua dulce del Planeta.

via: euronews

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos