Escrito por

Consejos para vestir bien tu casa y venderla a la primera

Si quieres vender en poco tiempo tu casa, te contamos algunos consejos para vestir bien tu casa y venderla a la primera. No se trata de que inviertas una gran suma de dinero, si no de que sepas sacarle el máximo partido a la casa para que conquiste al visitarla.

Como decorar un pasillo largo colores de las paredes

Consejos para vestir bien tu casa y venderla a la primera

Si habéis visitado alguna vez una página de venta o alquiler de viviendas, seguro que os habéis quedado estupefactos con algunas de las propuestas. Es más, es que algunas viviendas parecen una broma descabellada por el estado de la vivienda. Y atención, esa sensación de horror o estupefacción es la que hay que evitar a toda costa pues hace que la vivienda esté completamente descatalogada de las posibles visitas y la futura compra de la misma.

A continuación os contamos algunos trucos para vender tu casa rápido y sin que tengas que hacer una inversión enorme:

La limpieza es un básico

Por muy de cajón que os resulte que os digamos que la limpieza es algo básico e imprescindible, nunca está de más decirlo alto y claro. No sólo se trata de darle un repasito a simple vista, si podéis, limpiad a fondo para que uno pueda sentir que es el lugar donde le gustaría establecerse, que todo está limpio y a la espera de ser habitado.

Haz una lista de desperfectos a reparar

Todas las casas tienen algunas cosillas que hay que arreglar, ya sean desperfectos como aspectos que han quedado anticuados y requieren de renovación. Éste va a ser uno de los pasos fundamentales para poder valorar cuáles de esos desperfectos son imprescindibles para poder vender la casa al precio que dicta el mercado o que os han tasado; a su vez, hay que valorar cuáles son imprescindibles para que la imagen dé una buena sensación o imagen sin que eso suponga que tengáis que invertir un gran dinero.

Algunos ejemplos sencillos: arregla la baldosa del suelo del baño que está rota, retoca la pintura si es necesario aunque sea de forma casera y sin contar con un resultado altamente profesional, arreglar la persiana, los grifos que gotean, arregla las humedades, etc. Incluso veréis que hay arreglos que os lo puede cubrir vuestro propio seguro del hogar (todo depende de las coberturas contratadas) y que puede cambiar la primera impresión de los futuros compradores.

Despersonaliza la casa

A veces resulta duro y difícil tener que decirle adiós a una vivienda propia pero es importante. Para ello, un paso previo es despersonalizar la casa para que el futuro inquilino pueda proyectar su propia vida sobre dicho lugar. Un ejemplo es retirar todas las fotos porque raro es que alguien quiera vivir en la casa de otro, o tener la sensación de que se le quita algo a alguien.

Además de las fotos como ejemplo, es muy probable que en tu casa cuentes con algunos objetos o muebles que para ti sean muy representativos e importantes pero que para alguien externo diga muy poco o genere una sensación negativa. Ante esto, lo mejor es retirarlos de la casa.

Decoración neutra

A su vez, una de las recomendaciones que hacen los profesionales es que se apueste por una decoración con tendencias minimalistas, es decir, menos es más. De esta manera, además de conseguir una mayor sensación de amplitud y limpieza en la estancia, también se genera una sensación neutra que permite que el inquilino pueda verse allí, imagine allí sus cosas o cómo decoraría dicho lugar.

¿Sabías que existen muebles de cartón para crear decoraciones efímeras que hagan más acogedor un espacio pero sin que llegue a resultar un coste excesivo? Es una manera de despersonalizar un hogar y crear una decoración neutra, que deje lugar a la subjetivización del otro.

Mejora de la iluminación

La iluminación es uno de los aspectos que más se valoran a la hora de visitar una casa, por lo que sube todas las persianas y deja que la luz natural se precipite en todas las estancias. No dudes en encender las luces si requieres de más iluminación, a la vez que optes por tener pocos objetos en la estancia y que estos sean de colores claros, con ello potenciarás la iluminación y la amplitud.