Escrito por

Eliminar las malas hierbas – Remedios Ecológicos

Hoy en día los herbicidas y todos los productos químicos que se solían utilizar para lidiar con las malas hierbas son mal vistos, porque se conocen los malos efectos que tienen sobre el medio ambiente. Contaminan los suelos, e incluso las napas de agua. Así es que os contaremos cómo lidiar con las malas hierbas de forma ecológica, con remedios caseros y amigables con el medio ambiente.

malas hierbas

Eliminar las malas hierbas – Remedios Ecológicos

Una de las labores habituales de cualquier jardinero, profesional o amateur, es lidiar con las malas hierbas. Siempre hay que controlarlas, porque sino terminan ganando terreno por sobre las plantas que nosotros queremos que proliferen en nuestro jardín.

Las llamadas malas hierbas son plantas que nadie elije, no deseadas, que compiten con las que sí hemos elegido. Suelen llegar traídas por el viento, por los pájaros, en la tierra que agregamos para relleno, o incluso en el mismo suelo pueden quedar acumuladas semillas por años.

Las malas hierbas tienen mala prensa, de ahí su nombre, pero lo único de malas que tienen, es que son plantas que crecen sin control en nuestro jardín, y son plantas que no hemos elegido que compiten por la luz, el agua y los nutrientes del suelo con las plantas que sí hemos elegido.

Pero no son tan malas. Algunas personas las guardan en algún balde, luego de que las retiran, y luego las queman todas juntas, para utilizar la ceniza como abono en el jardín. Es un buen aporte de potasio para el suelo.

Otros las agregan como acolchado al pie de arbustos o árboles, para que se descompongan poco a poco, y que protejan el suelo de la evaporación del agua. Aunque en este caso hay que tener cuidado de que no vuelvan a crecer.

Cómo prevenir las malas hierbas

hierbas malas

Uno de los primeros consejos es asegurarse de que no hay bulbos, raíces, rizomas, estolones, es decir, que en el suelo no hay restos de plantas desconocidas antes de plantar algo. Esos restos podrán parecer muertos, pero es de allí de donde saldrán las malas hierbas luego, una vez que reguemos con regularidad.

Si estás cansado de que crezcan malas hierbas entre el césped, planta tapizantes. Si bien necesitan mucha más agua que el césped, y son más frágiles a las pisadas, como su nombre lo dice, tapizan el suelo, y evitan que otras semillas ocupen su espacio.

Algunos tapizantes son: Gazania, Dichondra repens, Santolina, Gitanilla, Cerastio, Alison.

Si lo que quieres evitar es que salgan malas hierbas en zonas del jardín donde no hay plantas, puedes elegir tapizar el suelo con otras estrategias. Por ejemplo colocar corteza de árbol, graba, etc. Esto cubre la tierra, y si bien no es 100 por cien anti malas hierbas, evita que sean abundantes.

Las agujas de pino o acículas, también son buenas, conservan la humedad del suelo, y evitan que crezcan las malas hierbas. Pero tienen la contra de que a veces son muy húmedas y atraen a los caracoles y babosas.

Otra forma de evitar la proliferación de malas hierbas sobre zonas donde sólo hay tierra, es que no la riegues, ya que sino saldrá vegetación, por las razones que antes contamos, las semillas siempre llegan, de una u otra forma.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos