Escrito por

Encimeras de Piedra Natural para tu hogar

¿Sueles dedicar mayor tiempo a la decoración en verano? En mi casa aprovechamos unos días de las vacaciones para hacer cambios y este año hemos pensado cambiar el aspecto de nuestra cocina centrándonos en las encimeras.

La verdad es que teníamos muchas ganas de hacer algún cambio en la cocina pero no sabíamos porqué decantarnos hasta que vimos una de las nuevas colecciones de NATURAMIA® en encimeras y ahí lo tuvimos claro.

Estábamos buscando una encimera que nos ofreciera garantías, con la que supiéramos que no íbamos a tener ningún problema y lo más importante, que no me iba a arrepentir una semana más tarde.

La verdad es que creo que escoger una encimera de piedra natural es una de las mejores opciones que tenemos a nuestra disposición porque no es que sea ampliamente más bonita, sino que a nivel de salud y calidad es inmejorable.

Las características que tienen los granitos NATURAMIA® es que tienen un tratamiento anti-manchas y protección anti-bacterias que para mí es fundamental ya que estamos hablando de un lugar donde se manipulan los alimentos diariamente, además tiene una extraordinaria dureza y posee una resistencia al contacto directo de altas temperaturas que da tranquilidad.

Para nuestra cocina hemos escogido Quasar, piedra natural procedente de Ucrania.  Su color negro con pigmentación en zafiro lo convierte en una encimera increíble, es más, nuestra cocina parece otra y es lo único que hemos cambiado.

Teníamos otras dos opciones dentro de la Serie Eleganza de NATURAMIA®, la marca de Levantina más exclusiva de encimeras de Piedra Natural, dos materiales con piedra natural procedente de Brasil pero con dos aspectos completamente diferentes:

Portobello tiene una belleza peculiar porque aporta al hogar mucha luz, con su color blanco y veta grisácea aporta un aspecto único, pero no deja de ser menos bonita Halley que hace que parezca que la encimera es naturaleza en estado puro combinado con la sofisticación.

Y si a la belleza le sumas una garantía de Levantina por 10 años desde la instalación, creo que ya os enamoráis como yo, ¿No creéis?