Escrito por Tendenzias

Flor de la pasión

Las flores de la pasión, o passiflora son muy fáciles de cultivar, aunque pueden ser difíciles de mantener vivas en invierno, porque sus raíces tienden a pudrirse si se mantienen en un ambiente frío y húmedo.

1

Las flores de la pasión crecen en perfectas condiciones sobre terrenos bien drenados, como las laderas de los Andes y en el suelo de bosques lluviosos. Para el jardín, lo mejor es mezclar arena o grava, un poco de arcilla, compost y agua.

Hay algunas flores de la pasión que sobreviven durante algún tiempo bajo condiciones de frío, pero se debe tener cuidado porque largos periodos de frio congelan las raíces. Cuando vayan a sembrar semillas, tienen que procurar elegir aquellas que sean frescas porque aquellas que ya han sido almacenadas por mucho tiempo pueden demorar hasta un año en germinar, y las probabilidades de que germinen son menos de un 2%.

2

Para aumentar las posibilidades de germinación, las semillas deben dejarse envueltas en papel nova humedecido por 24 horas, luego se siembran sobre compost.

La temperatura es probablemente el factor más crítico para asegurar la germinación de estas flores. Lo ideal es dejarlas a 20 grados Celcius durante 16 horas y a 30 grados Celcius durante 8 horas cada día. Si esto no es posible, hay que dejarlas en un lugar con una temperatura constante de 26 grados, lo que ayudaría a que las semillas germinen a las 2 o 4 semanas.

Luego de la germinación, el próximo desafío es la floración, ya que muchas plantas pueden demorar años en florecer y estas flores no son la excepción.

Las estacas de las flores de la pasión echan raíces fácilmente si se cortan bien, se toman en época de primavera.

Fotos

Tendenzias.com

Newsletter