Escrito por

Cora Groppo, una diseñadora argentina

gropo3

Cora Groppo es una de las diseñadoras argentinas que consiguió atravesar las principales fronteras de la moda. Una joven, dinámica que estudió Diseño de Indumentaria en la Universidad de Buenos Aires (UBA). Comenzó su carrera trabajando para algunas marcas reconocidas en la Argentina, como Vitamina y Yagmour. Luego, su nombre empezó a sonar fuerte cuando en 1996 se dedicó a la alta costura con vestidos de novia y fiesta.

 

El mundo fashion comenzó a apreciar el talento de Cora Groppo, lo que la impulsó a que desarrollara una marca propia. Y así lo hizo. Hace algunos años puso algunos locales en la ciudad de Buenos Aires, y también tiene un local exclusivo en Roma (Italia), en la Piazza Spagna. Las colecciones que realiza se venden en los Estados Unidos, España, Francia, Holanda, Gran Bretaña e Indonesia.

 

A sus 37 años, ya cuenta con una enorme carrera de trascendencia internacional, que le valió ser la responsable de un estilo de diseño ultra contemporáneo que pone el acento en la femineidad. Combina la sutileza y frescura de los generos vaporosos y de punto con los efectos que logran los pliegues, tablas y trenzados como parte de la prenda y no como apliques decorativos.

 

Para esta temporada Primavera Verano 2009, propone una colección que lleva el nombre “Rococó”, en la cual las prendas de vanguardia traen opciones para el día y la noche. Para el día, camperas de algodón, con recortes y terminaciones desiguales. Y para la noche, abrigos impermeables e inflados, camisas con terminaciones en picos desparejos, También collaretas y layers en modelos strapless y vestidos largos con transparencias al frente.

 gropo21

 

 

El protagonista de la colección es un vestido negro de gasa en multiples capas y con inmensos volados terminados con collaretas, que recorren los vestidos en tiras infinitas, dando vueltas alrededor de los mismos para crear volúmenes y movimiento.

 

Otros de los modelos destacados fueron los sweaters adornados con cordones y bolitas en variedad de hilados. También el cuero tuvo un lugar privilegiado, exhibido en abrigos con detalles de piel y en chaquetas con cierre casi invisibles. La paleta de colores elegida por Cora Groppo incluyó los siguientes colores: gris, negro, cemento, azul, crudo y chocolate.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos