Escrito por Tendenzias

Rosa Clara cumple 15 años como la primera marca de moda nupcial de lujo

La firma de moda nupcial de lujo Rosa Clara cumple 15 años como la primera marca del mundo un sector que ha vivido una gran transformación, paralela a la de las mujeres a las que viste de blanco en uno de los días más importantes de su vida.

rosa_clara_2010_1

Referente indiscutible de las tendencias de moda nupcialRosa Clara ya factura 60 millones de euros anuales, y crece sin parar pese a la crisis económica. Cuenta con 120 tiendas en todo el mundo y está presente en 1.800 puntos de venta.

Rosa Clara ha señalado que ya tiene 120 empleados propios y ocupa de forma indirecta a unas 800 personas, todo un récord en una firma que ahora prepara el gran salto al continente americano, y especialmente a Norteamérica, en donde ya ha puesto en marcha un centro de distribución.

rosa_clara_2010_8

Asegura que muchas novias americanas se casan todavía con trajes baratos de poliéster, como ocurría antes en España, un mercado que en EEUU está en manos de gigantes del sector que no tiene en cuenta el factor moda, muy asumido en las mujeres actuales gracias a la gran cantidad de publicaciones que hay, y que también buscan, cuando se casan, para su vestido de novia.

Los cambios que ha visto Rosa Clara en estos 15 años  son notorios, lo que más ha cambiado ha sido la mujer. Hace 20 años las novias eran veinteañeras y ahora no ve a ninguna de menos de 30.

rosa_clara_2010_10

Para la diseñadora, otro cambio es que, aunque sigue habiendo vestidos “inocentes”, las novias quieren cada vez estar más “sexis” y más sorprendentes el día que se casan, lo hagan por la iglesia o sólo por lo civil.

Además el concepto de novia es todo, la ropa interior, los zapatos, que siempre son muy altos para hacer el cuerpo más esbelto aunque el novio sea bajo, y el vestido en sí mismo.

rosa_clara_2010_11

Lo que no cambia y perdura es la ilusión, que siempre es la misma, incluso entre las mujeres que se casan más de una vez, y la importancia que tiene el vestido, que entra a formar parte de la historia personal de la mujer porque lo recuerda toda la vida y se guarda incluso para futuras generaciones.

También el tul, especialmente de moda para la temporada que viene en seda natural y con mucha caída, sigue siendo un elemento imprescindible en el vestido de novia, como chal, en velo o como accesorio.

rosa_clara_2010_32

Como pionera en el sector de la moda nupcial, Rosa Clara ha empezado también a lanzar colecciones para las damas de honor de la novia, una figura que empieza a aparecer en las ceremonias españolas y que ha popularizado las películas americanas.

Se trata de vestir a las mejores amigas de la mujer con trajes distintos, según el estilo y el gusto de cada una, pero unificados por el color y el tejido, el rojo, el azul, el mostaza y el rosa empolvado son los colores preferidos.

Imágenes