Qué beneficios nos ofrece la exfoliación de la piel

La exfoliación consiste en el proceso o técnica de eliminar las células muertas acumuladas en la superficie de la piel. Aunque nuestra piel es capaz de eliminarlas naturalmente en un proceso igualmente natural que lleva a cabo cada 30 días aproximadamente, dejando espacio a nuevas células, en ocasiones las células muertas no se desprenden del […]

La exfoliación consiste en el proceso o técnica de eliminar las células muertas acumuladas en la superficie de la piel. Aunque nuestra piel es capaz de eliminarlas naturalmente en un proceso igualmente natural que lleva a cabo cada 30 días aproximadamente, dejando espacio a nuevas células, en ocasiones las células muertas no se desprenden del todo, acumulándose. En este sentido, ¿qué beneficios ofrece la exfoliación de la piel? ¿Es segura y práctica?.

Beneficios de la exfoliación para la piel

La exfoliación es útil para ayudar a prevenir la acumulación de células muertas en la superficie de la piel. De esta forma, si durante el proceso natural de eliminación no es posible conseguir que se desprendan por completo, la técnica de exfoliar la piel evita este problema.

De hecho, cuando no añadimos la exfoliación a nuestra rutina regular del cuidado de la piel, es común que las células muertas acaben por acumularse. ¿Y cuál es el resultado? Básicamente la piel se torna seca, escamosa, y además los poros terminan por obstruirse.

De acuerdo a la Academia Estadounidense de Dermatología, lo cierto es que la exfoliación aporta excelentes beneficios a la piel, especialmente cuando se lleva a cabo con regularidad, de la misma manera que, por ejemplo, nos lavamos el rostro y nos aplicamos un poco de crema hidratante.

Por ejemplo, la exfoliación puede dejar que la piel se torne brillante, eliminando los parches secos y escamosos, que hacen que la piel se vea opaca y sin luminosidad. Además, es capaz de mejorar la efectividad de los productos tópicos que se apliquen sobre la piel, ya que su absorción aumenta.

Pero estas cualidades no acaban aquí. Por ejemplo, cuando la exfoliación es regular (lo que significa que se lleva a cabo al menos una vez por semana), puede ayudar a prevenir los poros obstruidos, un problema estético muy común que es el resultado de que las células muertas de la piel queden atrapadas en los poros, que son pequeñas aberturas en la piel que liberan tanto aceite como sudor. Así, cuando el poro se obstruye, surgen puntos negros, acné y puntos blancos.

Mientras que, la exfoliación a largo plazo, puede aumentar la producción de colágeno. El colágeno es una proteína natural que promueve la elasticidad igualmente natural de la piel. Y es un elemento clave para poder disfrutar de una piel brillante y vibrante. De hecho, se sabe que es capaz de minimizar la aparición de líneas finas, así como de flacidez.

Exfoliante natural

¿Cómo exfoliarnos la piel fácilmente en casa?

Lo cierto es que mediante la exfoliación física es posible utilizar cualquier producto o método exfoliante fácilmente en casa: solo se necesita aplicarlo sobre la piel y frotarlo con suavidad, masajeando la piel con el producto o con la herramienta.

Por ejemplo, desde un exfoliante en sí mismo como un cepillo corporal, e incluso una esponja vegetal. Todos ellos son exfoliantes, que pueden ayudar a la hora de retirar las células muertas acumuladas de la piel.

La exfoliación química, sin embargo, consiste en un un tipo de exfoliación en la que se utilizan distintos productos químicos, incluyendo el retinol o los hidroxiácidos, y pueden contener a su vez enzimas capaces de renovar la piel. Los alfahidroxiácidos, por ejemplo, son un grupo de ácidos solubles en agua derivados típicamente de frutas azucaradas, como el ácido tartárico (uvas), el ácido málico (manzanas) o el ácido cítrico (frutas cítricas).

Y como ocurre con la exfoliación física, la exfoliación química también puede irritar la piel, especialmente si no se realiza de forma correcta. Por tanto, si tienes dudas a la hora de utilizar un determinado producto químico sobre la piel, lo más adecuado es preguntar a tu dermatólogo.

No es lo mismo realizar el proceso de exfoliación en una piel seca que en una piel sensible. De esta forma, si nuestra piel se irrita con facilidad lo mejor es utilizar exfoliantes naturales más suaves, con la capacidad de reducir la acumulación de las células muertas, pero sin causar más daño.

Qué beneficios nos ofrece la exfoliación de la piel
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar