Gorgojos: por qué aparecen y cómo acabar definitivamente con ellos

Es posible que ya te haya ocurrido en alguna que otra ocasión; si no, posiblemente no estarías aquí leyendo estas líneas… De repente, al abrir la despensa, o al intentar utilizar un paquete de harina con el que elaborar un maravilloso y exquisito bizcocho, te encuentras con varios gorgojos, lo que significa que no solo […]

Es posible que ya te haya ocurrido en alguna que otra ocasión; si no, posiblemente no estarías aquí leyendo estas líneas… De repente, al abrir la despensa, o al intentar utilizar un paquete de harina con el que elaborar un maravilloso y exquisito bizcocho, te encuentras con varios gorgojos, lo que significa que no solo habrán uno o dos, sino muchísimos más. Conocidos popularmente también como gorgojos de grano o como gorgojos del trigo, son unos incómodos insectos, de pequeño tamaño, que prefieren alimentarse de granos enteros, semillas y legumbres, en lugar de productos alimenticios procesados. Como veremos, básicamente consisten en unos pequeños escarabajos de color marrón rojizo, que presentan a su vez un hocico ligeramente alargado. Si te encuentras en esta situación, y de improviso te enfrentas ante la presencia de una plaga de gorgojos, ¿qué podemos hacer para eliminarlos de raíz, y acabar definitivamente con ellos?.

Gorgojos: por qué aparecen y cómo acabar definitivamente con ellos

¿Qué son los gorgojos y por qué aparecen? ¿Cuáles son sus causas?

Lo cierto es que posiblemente todos, en nuestras casas (más concretamente en la cocina y/o en la despensa), hemos sufrido de un problema de plaga de gorgojos. Es cierto que incluso su nombre puede llegar a causar un escalofrío, en especial cuando los encontramos en el interior de nuestra harina o arroz.

A menudo son conocidos como gorgojos de grano, gorgojos del trigo o incluso chinches de harina, fundamentalmente porque es aquí donde habitualmente tendemos a encontrarnos con cierta frecuencia. Pero la realidad es bien diferente: ¿sabías que existen varios tipos de gorgojos? Así, podemos encontrarnos con los gorgojos de semillas, gorgojos de arroz, gorgojos de legumbres, gorgojos de maíz…

Pero los auténticos gorgojos, los “verdaderos” (es decir, aquellos que poseen una hocico alargado), son fundamentalmente los gorgojos del arroz, y del maíz.

A la hora de responder a la pregunta de por qué aparecen, lo cierto es que como igualmente sucede con otras plagas propias de nuestra cocina y de nuestra despensa, los gorgojos tienden a infestar la despensa y se alimentarán a base de granos enteros y de arroz, además de otros alimentos relacionados como semillas, cereales, legumbres, maíz y nueces.

No te pierdas: Cómo eliminar plagas de hormigas

A diferencia de los escarabajos, que viven y se alimentan de alimentos, estos gorgojos tienden a vivir y alimentarse en el interior de los alimentos. Así, la hembra forma un agujero en un grano o semilla, y deposita en el interior un huevo, para posteriormente sellarla y dejarlo atrás. Cuando el huevo sale del cascarón (ya sea del interior de una semilla o del grano), la larva se alimenta de la carne presente en su interior, hasta que esté completamente desarrollada. Finalmente, una vez ocurra esto, el gorgojo adulto sale de la semilla o del grano.

En casa o en la despensa, los gorgojos pueden introducirse en alimentos envasados, o bien pueden venir desde el exterior. Así, una vez dentro, una población puede ser perfectamente capaz de crecer y de expandirse a otros alimentos almacenados cerca.

Por este motivo, es sumamente aconsejable intentar almacenar los granos y otros alimentos similares en zonas secas, y siempre tirar cualquier producto alimenticio o alimento donde encuentres gorgojos. También es imprescindible despejar por completo los armarios y limpiarlos bien, antes de volver a almacenar nuevos alimentos.

Durante el proceso de limpieza, lo más recomendable es utilizar una aspiradora. De esta manera nos aseguraremos de que hemos conseguido eliminar y retirar todas las posibles larvas.

Limpiar la despensa de gorgojos

Cómo acabar con los gorgojos fácilmente en casa

Por un lado se sabe que las pequeñas bolsitas de pimienta negra son capaces de repeler los gorgojos, por lo que una opción excelente es optar por ellas ante la más mínima presencia de los primeros inquilinos no deseados.

Por otro lado, también es útil seguir algunas de las pautas o pasos que te proponemos a continuación. De esta forma, fácilmente y sin demasiadas complicaciones conseguirás controlarlos y acabar con ellos:

  1. Inspección. Inspecciona cada uno de los alimentos almacenados. Puedes ver gorgojos fuera o dentro, por lo que es importante verificar todos los alimentos, para asegurarte de que todos los gorgojos que encuentres los puedas eliminar (y no te dejes ninguno a salvo). En especial, examina los granos enteros, el arroz, las semillas, las legumbres secas, los cereales, el maíz y los paquetes de harina.
  2. Eliminación. En caso de encontrarte algún gorgojo en alguno de los alimentos, lo fundamental es desecharlo. En definitiva, vacía todos los alimentos que te encuentres infestado (incluso aquellos que sospeches que puede estarlo).
  3. Limpieza. Vacía toda la despensa, o el área afectada. Una vez lo hayas hecho, aspira todos los estantes, el suelo y las paredes, incluyendo algunas zonas donde los gorgojos pueden esconderse, como las uniones o los bordes de los estantes. Luego vacía o desecha la bolsa de la aspiradora. Ahora aspira y/o limpia todas las áreas que se encuentren alrededor del área infestada, además de barrer y limpiar los pisos de la cocina. Luego limpia los estantes, las grietas y las esquinas.

Si todo va bien, es posible que no veas ningún gorgojo más. No obstante, como medida preventiva, lo más recomendable es asegurarte de que todos los alimentos se encuentren almacenados en recipientes bien cerrados. Así al menos durante el mes siguiente.

Gorgojos: por qué aparecen y cómo acabar definitivamente con ellos
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar