Sillas gamer ¿En qué se diferencia de una silla ergonómica?

Si estás pensando en comprarte una silla para teletrabajar, te contamos cuáles son las características de una silla gamer y en qué se diferencia de una silla ergonómica.

Cada vez son más personas las que pueden trabajar desde casa, ya sea durante periodos largos como de forma esporádica, por lo que acaba siendo necesario organizar un espacio cómodo y eficiente. No solo hablamos de crear un ambiente de trabajo y concentración en casa si no que sea saludable, pues pasar muchas horas sentado en una silla frente a una pantalla no es lo más recomendable. Además hay que tener en cuenta el presupuesto de cada uno, pues es más fácil encontrar sillas gamer baratas que las ergonómicas.

Teniendo en cuenta que si hablamos de trabajo esto no se puede modificar, lo único que queda es buscar una silla que cubra mejor las necesidades de cada uno. Esto nos lleva a preguntarnos ¿silla gamer o silla ergonómica?

Sillas gamer ¿En qué se diferencia de una silla ergonómica?

Las sillas gamer están diseñadas para los jugadores de videojuegos, es decir, para personas que suelen pasar un gran número de horas frente a la pantalla.

Una de las primeras diferencias con las sillas de oficina o las sillas ergonómicas es su diseño. Suelen tener una estética mucho más llamativa pues la mayoría está inspirada en asientos de coches de carreras, aunque puedes encontrar otro tipo de creaciones. En el caso de las de oficina o ergonómicas suelen ser diseños más discretos en todos los sentidos.

Las sillas gaming suelen estar fabricadas con un marco metálico robusto, lo que le confiere una gran estabilidad, al igual que suelen ser muy acolchadas pues cuentan con espuma de alta densidad o similar, lo que genera una mayor sensación de comodidad al sentarse. El tejido exterior suele ser de cuero sintético, lo que tiene como ventaja la circulación del aire.

Otra de sus características principales es que permite ajustar la altura del asiento y del reposabrazos, lo que es fundamental y necesario para poder estar durante horas sentado en una silla de forma cómoda y saludable, pues se ajusta al cuerpo de cada uno. Esta característica también la suelen tener las sillas ergonómicas, solo que a veces cuestan más. Sea como sea, esta característica es fundamental a la hora de escoger una silla para teletrabajar, pues te ayudará a mantener una postura más saludable.

Uno de los aspectos destacables de las sillas ergonómicas es que suelen contar con la posibilidad de ajustarse en la zona de las lumbares y de las cervicales a su usuario. Sin embargo, en cuestiones de sillas gamer -salvo modelos de gama alta- suelen contar con cojines en estas zonas para ofrecer mayor comodidad pero no se ajustan a las necesidades físicas de cada individuo.

Por norma general, todas las sillas gaming y las ergonómicas suelen permitir reclinar la silla. Esto es un aspecto importante pues permite cierto ajuste para reducir la presión del disco lumbar y la actividad muscular.

Si hablamos de teletrabajo también sería favorable contar con una silla que tenga ruedas, lo que nos puede permitir desplazarnos y girar cómodamente por la habitación o la estancia, siendo más rápidos y evitando desplazamientos que puedan interrumpir la concentración. Todas las sillas gamer cuentan con unas ruedas, las ergonómicas varían.

Después de todo esto ¿Qué silla escoger para teletrabajar? La realidad es que se suele recomendar las sillas gamer en cuanto a precio, puesto que por unos 100 euros puedes encontrar sillas que cumplen con las características principales para disfrutar de una buena postura y estar cómodo durante las largas horas de trabajo. Sin embargo, una silla de oficina ergonómica suele requerir mucho más dinero para conseguir unas prestaciones similares a las que ofrece una gaming y, como para teletrabajar no pasa nada si la silla es más llamativa, compensa.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar