Escrito por

Uso cotidiano del fuego hace 300 mil años

Se sabe que al menos hace unos 500 mil años, los humanos ya conocían las utilidades del fuego, y la forma de mantenerlo. Pero, ¿cuándo comenzaron a controlarlo y a utilizarlo a diario? Hoy en día es un debate constante, hay quienes dicen que ya por aquellos tiempos se tenía un control del fuego, y otros dicen que sólo los humanos de hace unos 50 mil años lo controlaban. Pero un nuevo descubrimiento en la cueva Qesem, en Israel, podría llevar la fecha hasta unos 300 mil años atrás.

image

La utilización sistemática del fuego puede ser que haya sido clave para la formación de la sociabilidad humana, y también para nuestra alimentación, ya que la cocción de los alimentos mejoró la forma en que podían conseguirse nutrientes con un gasto energético menor. Esto es porque no había que masticar tanto, así que menos fuerza, menos tiempo. También se reducía el tiempo necesario para la digestión, otro gasto menor de energía.

Qesem, un sitio arqueológico cerca de la ciudad de Rosh Ha’ayin, es una cueva con evidencias de que hace 300 mil años se utilizaba el fuego en fogones de forma ininterrumpida. Las excavaciones comenzaron en ese yacimiento en el año 2000. Investigadores de la Universidad de Tel Aviv, han trabajado en el sitio desde entonces, y han recolectado muestras de un fogón, que al analizar las muestras no sólo descubrieron cenizas, sino restos de hueso y suelo que puede notarse que fueron calentados a muy altas temperaturas. Prueba de que se trataba de un fogón de gran tamaño.

Los autores del estudio pudieron extraer un cubo de sedimento del fogón, y lo analizaron bajo microscopios, luego de corarlo en capas muy delgadas. Así pudieron conocer la composición de los depósitos, y saber cómo se formaron. Así pudieron descubrir que son restos de un fogón que se utilizó de forma repetida a lo largo del tiempo.

Cerca del fogón se descubrieron restos de herramientas líticas en gran cantidad, son lascas que se desprendían de las piedras cuando se las trabajaba para dar forma. Que a la vez, eran especiales también para cortar la carne. También descubrieron restos óseos de animales quemados.

Con esto alcanza para mostrar evidencias de que hace 300 mil años se llevaba el fuego al interior de una cueva, se lo cuidaba, y se lo utilizaba para cocinar animales. Así como un punto de reunión. Esto generaría cambios a nivel físico y cultural, en las especies humanas que vendrían, nosotros los últimos supervivientes.

Fuente: ScienceDaily

Artículos relacionados

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos