Escrito por

Maquillaje permanente

El micropigmentación, y no debemos confundirlo con la técnica del tatuaje, ya que realmente, no es permanente, suele durar entre uno o dos años, ya que los pigmentos que se utilizan son absorbidos con el tiempo por la piel y es necesario retocarlo para que luzca como primer día. Se trata de un procedimiento indoloro que se realiza por medio de la introducción en piel de los pigmentos seleccionados usando finas agujas.  En lo único que podemos encontrar similitud con los tatuajes es que ha de hacerse en centros especializados y con todas las medidas de higiene necesarias. También es muy importante antes de realizárnoslo es  asegurarnos de que no somos alérgicos a los pigmentos que se utilizan. Vamos a comentar en este artículo los pros y los contras, ya que sobre esta información podremos ver si nos interesa hacérnoslo o no.

Pros

  • Tener un buen aspecto desde que nos levantamos, sin necesidad de dedicar demasiado tiempo a cuidar el maquillaje.
  • Arreglar defectos que todas tenemos, por ejemplo unos labios desiguales o unas cejas irregulares.
  • Aumentar ópticamente el volumen de nuestros labios y darles un aspecto saludable.
  • Lucir un eye liner perfecto siempre así como unas cejas perfectamente depiladas,  lo cual no es fácil.
  • Realzar las pestañas, cosa muy importante ya que los ojos son nuestra primera carta de presentación.
  • Corregir pequeñas cicatrices faciales, o despigmentaciones de la piel.
  • Con algunas técnicas, incluso podemos hacer que las arrugas normales de la edad ni se noten.
  • También se puede aplicar en las reconstrucciones mamarias de cara a mejorar el aspecto de las cicatrices.

Contras

  • Si no buscamos un buen profesional puede resultar desastroso, y evidentemente al tardar en desparecer, nuestra imagen puede verse deteriorada.
  • Durante algunos días tendremos que vernos con un poco de inflamación y costras.
  • Hasta la correcta cicatrización no podemos exponernos al sol.
  • No podemos hacerlo sobre lunares o verrugas, ya que los pigmentos ocultarían cualquier modificación de estos y nuestra salud podría correr riesgos.
  • No se puede realizar en personas con enfermedades víricas como sida o hepatitis, ya que los pigmentos pueden alterar los efectos de la medicación, ni si estamos bajo tratamiento con quimioterapia.
  • No se puede realizar si estamos en tratamiento con anticoagulantes.
  • Tampoco pueden hacérselos las mujeres en estado de gestación, alérgicas  o  diabéticas.
  • Hay que relizarse retoques, que quizás nuestro bolsillo no pueda costear, y entonces el resultado, aunque al principio fuera bueno, va a quedar de espanto.

En definitiva, como todo tipo de tratamiento cosmético, no encontramos en la disyuntiva de aplicárnoslo o no, pero creemos que si pasamos la prueba de los “contras”  es una opción ideal de cara a lucir lo mejor posible sin tener que esmerarnos demasiado, y además corregir los pequeños defectos que todas tenemos. Os dejamos un interesante y explicativo vídeo sobre el maquillaje permanente.

Imágenes | FashionVictim  Femenina

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos