BLACK FRIDAY: Enlace a la categoría de las mejores rebajas

Más sobre la Buganvilla

Entrando un poco en la historia de la Buganvilla, su nombre le fue dado por el almirante francés del siglo XVIII De Bougainville. Es una planta procedente de Brasil y de la familia de las nictagináceas.

Son una especie de siete u ocho arbustos trepadores muy llamativos, que pueden adoptar colores variados. Son plantas que bien cuidadas pueden llegar a vivir hasta 30 años plantadas en suelo. Y en verano son capaces de aguantar temperaturas superiores a los 30º.

Son plantas muy fáciles de cultivar y que sólo requieren algunos cuidados básicos, como verificar que el suelo drene bien y que no permanezca encharcado días. Al igual que asegurarse que las macetas no tengan el agujero inferior obstruído.

En la mitad del verano es conveniente reducir el riego y el abono, así se estimula la floración. En otoño dejar de abonar y disminuir el riego.

En caso de tener la Buganvilla plantada en la tierra del jardín, se requiere de muy poco abono.

buganvilla-thumb.jpg

En caso de que muestren hojas amarillentas, puede ser un síntoma de de carencias. Aportando hierro en forma de quelatos se ven óptimos resultados en poco tiempo, recuperando el verdor a la brevedad.

Con respecto a la poda, el objetivo que tiene en esta especie es limitar su tamaño y estimular un desarrollo más frondoso y compacto llegando la primavera para la floración.

Cuando la buganvilla está en el jardín se poda cortando los brotes laterales que han crecido ese año, dejando siempre unos 5 centímetros sobre el tallo principal. Sin modificar aquellos que continúen extendiendo la estructura, si el objetivo es que se agrande. Hay que eliminar los tallos más débiles y los que se encuentran demasiado largos.

En caso de que la buganvilla esté en maceta, alcanza con recortar un tercio anualmente en época de invierno para lograr que mantenga una forma redondeada, o trabajada a nuestro gusto.

Otros artículos:

Imagen | portalbonsai