Escrito por

Tránsito de Venus: ¿cómo y dónde verlo?

Las mejores opciones para observar el tránsito de Venus por delante del Sol este 5-6 de junio.

Cuando la Tierra, Venus, y el Sol se encuentran alineados de determinada forma, podemos ver desde la Tierra la figura oscura de Venus recortada contra el Sol.

Este momento ocurre sólo dos veces por siglo, y quizá por eso el evento adquiere tanto revuelo. Será el segundo y último tránsito de Venus del siglo XXI (el primero fue en 2004), y el próxima ocurrirá recién en 2117.

¿Dónde y cuándo será visible?

Lamentablemente, el fenómeno no es visible en todo el mundo, estas son las áreas donde podrá verse:

En la zona violeta, el tránsito de Venus será parcialmente visible al atardecer del 5 de junio, hasta que se oculte el Sol. La zona verde verá parte del tránsito de Venus durante el amanecer del 6 de junio, mientras que la zona azul no podrá observar el fenómeno, porque el Sol se ocultará antes de que Venus se interponga.

El lugar más provilegiado del mundo será el extremo Oriente, donde el evento podrá verse de principio a fin. El tránsito comienza a las 22:09 UTC (Hora Universal a la que hay que restar o sumar el huso horario local) y durará unas 7 horas.

A modo de consuelo para los que se pierden el tránsito de Venus, el fenómeno también se repite con Mercurio, y aunque es un planeta más pequeño, transita el Sol con más frecuencia. Los próximos tránsitos de Mercurio serán en 2018, 2019, y 2032.

Por otro lado, el fenómeno será transmitido por varios canales a través de internet, estas son algunas opciones para no perdérselo:

ESA

NASA

¿Cómo verlo?

Para ver el tránsito de un planeta sirven las mismas advertencias y métodos que se utilizan para observar un eclipse de Sol, incluso con mayor precaución aún, ya que Venus es tan sólo una pequeña sombra que de ninguna forma opaca el brillo cegador de nuestra estrella.

.

Nunca hay que observar el Sol directamente, ni a través de binoculares o telescopios, o anteojos de ningún tipo.

A no engañarse: si sólo utilizáramos algún tipo de filtro solar especial (las radiografías no son seguras para esto), será bastante trabajoso ver al pequeño Venus en su trayecto delante del Sol tan sólo con nuestros ojos.

La mejor opción es observar el tránsito utilizando INDIRECTAMENTE un telescopio o un binocular. Este método se llama proyección solar, y es la forma más segura y más eficiente para poder ver el Sol, sus eclipses, sus manchas solares, y los tránsito.

El método simplemente consiste en colocar una lámina o cartón blanco delante del ocular del instrumento (un poco más lejos de donde nos colocaríamos para mirar) y luego acercar y alejar el cartón hasta que la imagen del Sol quede proyectada y enfocada en la lamina.

Se obtienen mejores resultados rodeando al telescopio de oscuridad. Hay que tener cuidado de no recalentar con el Sol las lentes del instrumento óptico que utilicemos, desviando cada tanto la dirección.

Artículos recomendados

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos