Salud facial: Las 5 claves para un buen cuidado dermatológico

A la hora de pensar en la salud de la piel de nuestro rostro, lo principal es el compromiso en relación a su cuidado. De nada servirá buscar las mejores marcas, como Florigan o Sheló NABEL, si no estamos comprometidos ciento por ciento.

Por supuesto, es clave conseguir las mejores cremas faciales o una mascarilla facial con los últimos adelantos en términos de dermatología, pero se necesita más. El problema está en no saber qué otras formas de cuidado facial hay más allá de la compra de productos.

A continuación, nos detenemos en las cinco claves para un buen cuidado dermatológico de nuestro rostro.

Claves de cuidado facial dermatológico

1. Tipo de piel

Es muy importante entender que cada tipo de piel es distinto y que los mismos productos no tendrán los mismos efectos en todos. Una buena idea, entonces, es analizar qué necesidades particulares tiene nuestra piel para encontrar los productos adecuados.

En relación a esto, también es importante ser conscientes del estado de la piel debido a su falta o no de cuidado. Recomendamos la excelente crema facial Sheló NABEL que tiene diferentes versiones que nos permitirán encontrar la más adecuada.

2. Constancia

Mencionamos el compromiso al comienzo de esta nota, y gran parte de este tiene que ver con la constancia a la hora del cuidado facial. Una buena mascarilla para la piel, por ejemplo, sin lugar a dudas significa un gran cuidado, pero solo si su uso es sostenido.

De nada servirá buscar las mejores cremas faciales si las utilizamos esporádicamente e interrumpimos su uso cada dos o tres días. La principal clave del cuidado facial dermatológico es una tarea diaria.

3. Exfoliación

Otro aspecto importante a la hora del cuidado dermatológico de la cara es la exfoliación. Para esto, podemos usar cremas faciales, artículos de calidad como los productos Floringa o métodos naturales caseros.

Lo importante es que podamos renovar las diferentes capas de nuestra piel, eliminando células muertas, para permitir que nuestro rostro se vea renovado. La exfoliación hace que nuestros poros respiren y gocen de una mejor salud.

4. Lavados diarios

Por otro lado, es fundamental la higiene de nuestro rostro, más allá de que usemos una mascarilla para la piel, cremas o nada. El trajinar del día hace que determinadas impurezas vayan asentándose sobre nuestro rostro, poniéndolo en peligro.

Recomendamos dos lavados diarios, con abundante agua y quizás con el complemento de algún producto de limpieza. Sin embargo, hay que tener cuidado con el exceso de lavado, ya que también es importante conservar los aceites naturales que produce nuestra piel.

5. Protección del sol

Finalmente, la protección del sol es una clave imprescindible del cuidado de nuestro rostro y de la piel en general. Los rayos UV son los enemigos número uno de la dermis y con respecto a la cara esto cobra aún mayor relevancia.

Y mucho más si usamos productos como las mascarillas Sheló NABEL que pueden verse afectadas por la luz solar directa.

Luego de este repaso de claves para el cuidado facial, seremos capaces de hacer mucho más que ponernos una mascarilla para la piel.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar