Escrito por

¿Pocahontas contra los zombies? Canibalismo en 1609

El canibalismo fue un fantasma que persiguió a muchas de las primeras colonias que los europeos instalaron en América.

Sucedió tras el asedio que sufrió Buenos Aires en su primera fundación en 1536, y ahora se descubre que también ocurrió en la primera colonia inglesa de Norte América en 1609.

image

Se trata Jamestown, primer asentamiento de lo que luego sería Estados Unidos, famosa por la historia de amor que unió a un soldado inglés, John Smith, y a una nativa algonquina: Pocahontas. Sobre los que se han filmado muchas películas.

Smith fue el primer gobernante de la colonia, fundada en 1607, y tuvo que sortear serios problemas con la escases de alimentos, pero las cosas se pusieron especialmente duras luego de que Smith se volviese a Inglaterra, y que la colonia se viese inflada con 300 nuevos habitantes.

El canibalismo ya se había comentado en diversos escritos, en relación al crudo Primavera Verano de 1609-10, pero ahora se habría descubierto la primera prueba física, en los huesos de una joven de 14 años.

El año pasado, excavaciones realizadas en lo que antaño fue el fuerte James, arrojaron los huesos de una adolescente de 14 años. Los restos de la joven tienen las marcas típicas de huesos tratados para ser comidos, es decir marcas de desmembramiento y descarnado, según Doug Owsley, el antropólogo forense del Museo Smithsoniano que estudió los huesos.

Según se cree, no es que se hayan comido entre sí, sino que los vivos se comían a los muertos. Ese Primavera Verano de 1609 es conocido por los historiadores como la gran hambruna. Muchos murieron de hambre por la falta de provisiones. El caso de esta adolescente demostraría lo que se comentó en diversas fuentes, que la gente había recurrido al último recurso: comerse a sus muertos.

Reconstrucción del rostro de la joven canibalizadaLos huesos de la joven tienen marcas de cortes por dodos lados. El cráneo tiene marcas que indican que le habrían extraído el cerebro. No es que se tratase de zombies, sino que el cerebro es una parte de los animales muy rica en calorías, muy nutritiva. También tenía marcas en la boca que indicarían que le cortaron partes de la carne facial y también la lengua.

Esas mismas partes, de cualquier otro animal, serían un manjar, pero en un humano suena muy mal. Comer cabeza de cerdo era algo muy común en esa época. Por eso hay que ubicarse en la época y en las circunstancias. Los cortes indican que quien los realizó los hizo sin pericia, no era un carnicero.

La gran hambruna se produjo por un mal manejo de las provisiones, algo común entre los primeros colonos americanos. No calcularon el que tendrían que generar sus propios alimentos. Siempre se intentó primero forzar a los indígenas a que se los proveyesen. Pero esto terminó, eventualmente, en enfrentamientos.

Como en el caso de Buenos Aires, que comentábamos antes, lo mismo ocurrió en el fuerte James. Fueron asediados por los indígenas en medio de un duro invierno. Primero se comieron a sus caballos, sus perros, sus gatos, ratas, serpientes. Y en los relatos se cuenta que también llegaron a comerse sus zapatos, y terminaron cayendo en el canibalismo. Sólo 60 de los 300 pobladores sobrevivieron a ese invierno.

Fuente: BBC

Artículos relacionados

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos